Las Otras Noticias - 2021 (198)

OTRAS NOTICIAS (198)

14 de Diciembre de 2021

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

 

LA PANDEMIA Y LA SALUD DEMOCRÁTICA.-

El mundo se está volviendo más autoritario y la pandemia ha contribuido al crecimiento del autoritarismo y la pérdida de calidad democrática. Con el pretexto de la Covid-19 muchos países han aprovechado para recortar derechos y libertades. El 70% de la población mundial vive ya países con regímenes autocráticos o en retroceso democrático. Así lo afirma un informe del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral.

Los regímenes autoritarios han aprovechado la coyuntura para reforzar su poder y restringir libertades. Hasta 90 países han restringido la libertad de expresión y el acceso a la información, bajo el pretexto de luchar contra la pandemia.

El informe recuerda los golpes de estado en Myanmar, Costa de Marfil, Mali, Serbia… y el deterioro de la democracia en Turquía, Nicaragua, Polonia, Brasil, Eslovenia, Benín, Hungría, Mauritania, Estados Unidos, Rusia, Egipto, Filipinas, Camboya, Bielorrusia o India.

Por otro lado, y como elemento positivo, el informe destaca el surgimiento de movimientos globales contra el racismo, la injusticia social y el cambio climático.

LA PANDEMIA EN ESPAÑA.-

La incidencia acumulada a 14 días es de 381 contagiados por 100.000 habitantes, y es previsible que continúa subiendo varias semanas; es decir, España está en riesgo alto, aunque en varias comunidades el riesgo es muy alto. Pero ese indicador es relativo, ya que el alto índice de vacunación hace que tenga menores efectos en la hospitalización y en la mortalidad.

Las tasas de hospitalización se han duplicado en tres semanas, y son ahora del 5% en camas hospitalarias y del 13, 3% en UCI. Son porcentajes muy inferiores a los de las olas precedentes y no llegan a la saturación.

La cifra total de positivos asciende ya a 5.339.992 personas, y la de fallecidos a 88.484.

37.721.347 personas (el 89,% de la población mayor de 12 años y 79% de la población total) ya ha recibido la pauta completa de vacunación; 38.514.698 personas (91,4% mayores de 12 años y 81% de la población total) ha recibido al menos una dosis. 8.799.504 han recibido dosis de refuerzo.

ESPAÑA: DE PRECIOS Y SALARIOS.-

El costo de la canasta básica (alimentos, vestido y calzado, vivienda y servicios, sanidad, educación, transporte, comunicaciones, ocio…) ha subido en el último año en España un 5,4%, debido sobre todo al encarecimiento de la energía eléctrica. La subida de los salarios se queda en 1,5 %. Son datos del Instituto Nacional de Estadística, y se llaman pérdida de poder adquisitivo para el grueso de la ciudadanía.

El salario medio de los 16,1 millones de personas asalariadas es en términos brutos de 2.038,6 euros, pero el 30% (4,8 millones) cobra menos de 1.336,6 euros al mes.

En ese grupo se encuentran las mujeres, los jóvenes, las personas con un menor nivel de formación, los trabajadores a tiempo parcial y los temporales.

El salario medio de las mujeres es de 1.852 euros al mes, frente a los 2.210 euros percibidos por los hombres.

CUARENTA AÑOS DE SIDA.-

Hace 40 años apareció el Sida en África y pronto se extendió por todo el mundo. Más de 36 millones de personas han fallecido en el mundo desde entonces a causa de enfermedades relacionadas con esa epidemia. En este momento cerca de 38 millones están infectadas; un millón y medio lo contrajeron durante 2020. En España 152.000 personas conviven con la enfermedad.

El 27% de la población global con Sida no tiene acceso a medicación.

La aparición del Covid-19 ha representado mayores dificultades para frenar al Sida. Al dedicarse más recursos a la lucha contra el Covid, en algunos países los servicios contra él se redujeron en un 75% y se ha dificultado el acceso a los tratamientos y acciones de prevención.

Los expertos estiman que, si no se intensifica la lucha contra el Sida, en los próximos 10 años podrían fallecer por la enfermedad 7,7 millones de personas en todo el mundo.

Aún no existe una vacuna frente al virus del Sida. Sin embargo, gracias a la tecnología de las vacunas contra el Covid, podríamos estar más cerca de ella. Aunque el virus del Sida es más complejo que el del Covid, la “tecnología ARN” utilizada en las vacunas anticovid podría aplicarse contra el Sida. Los investigadores ya trabajan en esa línea.

EL PAPA Y LA MINISTRA.-

La ministra española de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, fue recibida en el Vaticano durante 40 minutos por el papa Francisco. Hablaron de la reforma laboral que prepara el gobierno español, de la importancia de acabar con la precariedad laboral y de fomentar el trabajo decente, del cambio climático y el futuro del planeta, de la defensa de los migrantes, de la crisis derivada de la pandemia, de la construcción de una sociedad más solidaria y más justa…

Toda la vida han visitado al papa los reyes, los presidentes del gobierno, ministros, parlamentarios... Lo han hecho varios miembros del actual gobierno, que ha situado la visita de Díaz “en el campo de la normalidad”. Pero esta reunión ha levantado ampollas entre la derecha y la extrema derecha políticas y mediáticas, tan católicas ellas. Una portavoz del Partido Popular llegó a calificarla de “cumbre comunista”.

Y es que una cosa es visitar al Papa para hablar del Concordato, del aborto, el divorcio o el derecho de los padres para educar a sus hijos (educación privada). Y otra cosa es que una ministra no creyente, de izquierdas y que aboga por un estado laico visite a un papa que parece empeñado en volver a los valores más elementales del cristianismo, que defiende el derecho de asilo, que condena el capitalismo salvaje y el neoliberalismo depredador del planeta, que se muestra partidario de la reducción de la jornada laboral para que haya empleo para todos y de un salario universal para que cada persona pueda acceder a los más elementales bienes de la vida.

Ese tipo de eventuales alianzas progresistas, sustentadas en valores sociales, asusta y escandaliza a quienes durante décadas han instrumentalizado la religión y la propia Iglesia para anclarnos en el conservadurismo social más oscurantista.

REFUGIADOS AFGANOS.-

Quince países de la Unión Europea se han comprometido a acoger a 38.146 refugiados afganos, de los que 2.500 corresponden a España; en la cifra están incluidos los más de 1.900 que llegaron a raíz de la toma del poder por parte de los talibanes en agosto pasado

Se trata de personas afganas que a partir de 2001 colaboraron con las fuerzas armadas de ocupación encabezadas por Estados Unidos.

PROSPERIDAD DE LA INDUSTRIA ARMAMENTÍSTICA.-

En el primer año de la pandemia (2020), mientras caían cientos de miles de empresas e industrias en todo el mundo y la economía mundial se contraía el 3,1%, las ventas de armas y servicios militares de las 100 mayores empresas del sector crecieron un 1,3%, llegando a alcanzar la asombrosa y casi inimaginable cifra de 531.000 millones de dólares, según un informe del prestigioso Instituto Internacional de Estudios para la Paz (SIPRI), de Estocolmo.

El aumento de las ventas se debe a la demanda de bienes y servicios militares por parte los gobiernos, que sirven a la codicia de la industria armamentística mientras el mundo sufre escasez de medicamentos, agua potable, alimentos, viviendas…

Entre esas 100 empresas hay 41 estadounidenses, que acumulan el 54% de las ventas. Les siguen las empresas chinas, con un 13%. Entre las 100 empresas se encuentra la española Navantia (puesto 84), gracias a sus negocios con Arabia Saudí.

MADRID: EL MENOR GASTO POR HABITANTE EN SANIDAD.-

Madrid es la comunidad autónoma que menos gasta en Sanidad por habitante: 1.300 euros por persona al año, frente a los 1.679 de la media nacional, según datos de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.

Mientras tanto, la Comunidad de Madrid, con el apoyo de la derecha y la ultraderecha, ha aprobado una nueva rebaja de medio punto en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que quedará en el 8,5%, con lo cual dejará de percibir 334 millones de euros al año.

Organismos multilaterales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y el Fondo Monetario Internacional plantean la necesidad de incrementar la progresividad de la tributación en los países desarrollados, para paliar las desigualdades.

La medida de la Comunidad de Madrid disminuye la progresividad de la tributación. De hecho, quedan fuera de ella casi la mitad de los madrileños, porque sus escasos recursos no les permiten ser contribuyentes. La rebaja está diseñada para beneficiar a las rentas más altas: Quien más tiene menos paga, de manera que, por ejemplo, quien gane 18.000 euros al año se ahorrará 63, pero quien gane 120.000 euros se ahorrará 570…

260.000 NIÑOS AFRICANOS MUEREN POR HAMBRE.-

Más de 260.000 niños menores de cinco años han muerto este año de hambre extrema o enfermedades relacionadas con la falta de alimentos en ocho países de África Oriental (Somalia, Burundi, Etiopía, Kenia, Ruanda, Sudán del Sur, Sudán y Uganda), según un informe de la ONG Save the Children.

Las causas de la mortandad son los efectos devastadores del cambio climático, que han provocado prolongadas sequías e inundaciones, destruyendo cosechas y provocando el desplazamiento de decenas de miles de personas que tratan de huir del hambre.

Millones de personas de la región se han quedado sin acceso a los alimentos, y dependen de la caridad o de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

QATAR Y EL FÚTBOL.-

España ya está clasificada para el Campeonato Mundial de Fútbol que se celebrará el próximo año en Qatar, evento que ha estado marcado por los sobornos, la corrupción y la violación a los derechos humanos desde la elección de esa sede.

En las obras de construcción de estadios, carreteras y alojamientos, iniciadas en 2010, han muerto al menos 6.500 trabajadores inmigrantes nepalíes, bangladesíes, indios, filipinos… Así lo informó el periódico The Guardian en febrero de 2021. Organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional y Human Rights Watch y los propios trabajadores han denunciado que son obligados a vivir hasta 8 y 10 personas hacinadas en pequeñas habitaciones de 16 metros cuadrados; y que sufren jornadas de trabajo de 12 horas, con temperaturas que sobrepasan los 40 grados, con salarios de 280 euros mensuales.

El mundo del fútbol ha tenido una respuesta tibia ante esa situación. Amnistía Internacional ha pedido varias veces a la Federación Española de Fútbol que se pronuncie sobre la situación de los derechos humanos en Qatar, pero ella mantiene silencio. La Federación International de Futbol Asociación (FIFA), máxima organización del fútbol a nivel global, mira para otro lado. Los intereses económicos están por encima de la ética.

Ese régimen de semiesclavitud de los trabajadores no es privativo de la construcción de estadios. Se instaló en el país desde hace más de dos décadas, cuando comenzó a construirse el “Qatar moderno” en el desierto, que atrajo a miles de trabajadores inmigrantes. Un informe reciente de la Organización Internacional del Trabajo da cuenta de al menos 50 muertes y medio millar de lesiones graves en 2020 entre los trabajadores inmigrantes.

El presidente qatarí del comité de organización del Mundial, ha recordado que "la homosexualidad no está autorizada" en el país y que las "muestras de afecto en público" no estarán permitidas. "Así como nosotros respetamos las diferentes culturas, esperamos que estas culturas respeten las nuestras”, señaló.

Qatar es uno de los países que, a través del deporte, intenta blanquear internacionalmente su régimen antidemocrático. También lo hace Arabia Saudí, que ha adquirido varios equipos de fútbol en el Reino Unido y que se ha gastado más de 1.500 millones de dólares en acoger eventos internacionales deportivos, entre ellos la Supercopa de España, que reporta 300 millones a la Federación Española.

Las Otras Noticias - 2021 (197)

OTRAS NOTICIAS (197)

7 de Diciembre de 2021

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

 

 

EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA.-

Los contagiados por coronavirus crecen en todo el mundo. Ya son 267 millones, y los fallecidos ascienden a 5.266.000

Ante el repunte de casos y la aparición de la variante Omicron, varios gobiernos europeos establecen fuertes restricciones para la asistencia a lugares o eventos públicos y para la movilidad, incluido el confinamiento. Son varios los que han puesto fecha para la obligatoriedad de la vacunación, medida que enfrenta una fuerte oposición social. Hay quienes la ven como una violación de sus derechos fundamentales y quienes piensan que no vacunarse constituye un riesgo para la salud pública y para la vida de miles de personas.

Los contagiados en España desde el inicio de la pandemia suman ya 5.202.958, y los fallecidos 88.159. Los indicadores siguen subiendo en negativo. La incidencia acumulada a 14 días es ya de 248 contagiados por cada 100.000 habitantes, aunque en varias comunidades se superan ampliamente los 400 casos. También suben lentamente las tasas de ocupación hospitalaria por enfermos de Covid (3,4%) y de camas de UCI (8,8%), aunque se indica que esos ingresos son tres veces menores a los de anteriores olas.

La estrategia de la vacunación ha sido exitosa: El 89,5% de la población mayor de 12 años ya tiene la pauta completa de vacunación, y el 91,3% ha recibido al menos una dosis. Además, ya se han aplicado 5,8 millones de terceras dosis. Pero la alta tasa de vacunación es insuficiente para detener por completo la transmisión. El gobierno ha aprobado ya la vacunación para niños entre 5 y 11 años, con lo que se espera inmunizar a 3,3 millones de menores.

Los epidemiólogos son partidarios de restricciones en hostelería y ocio nocturno (aforos y horarios). Ello encuentra fuertes resistencias en el empresariado, la ciudadanía y la derecha política. El gobierno descarta la vacunación obligatoria y apuesta por la tercera dosis de vacunación para “salvar” la Navidad. También recomienda mantener las medidas no farmacológicas (uso de mascarillas, higiene de manos, respetar el distanciamiento físico, mejorar la ventilación de los espacios interiores, evitar aglomeraciones…), pero evita hablar de medidas coercitivas que garanticen el cumplimiento de esas recomendaciones.

"Esta no será la última vez que un virus amenaza nuestras vidas y nuestros sustentos de vida”, ha afirmado Sarah Gilbert, una de las creadoras de la vacuna de Oxford/AstraZeneca, y ha advertido que la próxima pandemia “será peor, puede ser más contagiosa o más letal, o las dos cosas".

ESPAÑA CEDE A LA OMS LICENCIA DE TEST SEROLÓGICOS.-

El gobierno español ha cedido a la Organización Mundial de la Salud la licencia libre de pago de los test serológicos de detección de anticuerpos contra la covid-19 creados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, para que lleguen gratuitamente a todos los países que lo necesiten.

Por otro lado, España ya ha donado 40 millones de dosis de vacunas a países de América Latina y África, y habrá llegado a los 50 millones en el primer trimestre de 2022, según el Ministerio de Sanidad.

VIVIR Y DORMIR EN LA CALLE.-

Unas 10.000 personas viven en la calle en España. Son parte de las 30.000 o 40.000 que carecen de hogar o un techo b ajo el que cobijarse. Unas 5.000 llevan más de tres años durmiendo al raso.

Según las ONGs que se ocupan del problema, el 71% de las personas sin hogar llegaron a esa situación por la pérdida del empleo y la falta de ingresos para pagar una vivienda.

En España hay poco más de 20.000 plazas de alojamiento temporales, centros de acogida o albergues, insuficientes para que puedan dormir todos los sin hogar.

En invierno las inclemencias del tiempo hacen más duro vivir en una chabola, en un edificio derruido, en la calle o bajo un puente.

La mitad de ellos, además, sufren hostigamientos o vejaciones por parte de jóvenes de fiesta, policías o grupos neonazis.

Su esperanza de vida puede ser 20 años menor a la de quienes tenemos una cama donde dormir y una casa en la que residir. 

MORIR EN EL MAR.-

Al menos 1.250 personas murieron o desaparecieron en los primeros diez meses de 2021 entre las costas africanas y españolas, entre ellas 99 niños y 248 mujeres, cuando intentaban llegar a España, según informes de la Organización Internacional para las Migraciones

La ruta más mortífera es la “ruta canaria”, que se cobró 937 vidas.

La OIM advierte que esas cifras se basan en casos confirmados, pero que hay numerosos "naufragios invisibles o silenciosos" de los que no hay constancia, por lo que la cifra de víctimas real es mucho mayor.

Las cifras de la OIM suelen ser más conservadoras que las de las ONGs que actúan en el terreno.

Este año han llegado a Canarias unas 20.000 personas, lo que indica que muere el 5% de los que lo intentan.

EL PAPA EN LAS ISLAS GRIEGAS.-

"¡No dejemos que el mare nostrum (“nuestro mar”) se convierta en un desolador mare mortuum (“mar muerto”), ha dicho el papa Francisco en su reciente visita a las islas griegas.

Según la Organización Internacional de la Migración, más de 1.650 personas han muerto ahogadas en el mar Mediterráneo en 2021; los muertos sumarían ya 23.000 desde 2014.

Desde 2010, a causa de las guerras, la violencia terrorista, la pobreza y el cambio climático, se intensificó el tránsito de personas desde el norte de África a España, que en 2015 alcanzó la cifra de un millón y que, según el Banco Mundial, podría sumar 150 millones de personas en los próximos 50 años.

"¿Por qué no se habla de la explotación de los pobres o de las guerras olvidadas y generosamente financiadas o de los acuerdos económicos que se hacen a costa de la gente?", se preguntó el Papa, tras lamentar que el Mediterráneo se ha convertido en un "frío cementerio sin lápidas".

La Unión Europea ha financiado la construcción en Grecia de varios “centros controlados cerrados”, donde las personas solicitantes de asilo son encerradas ilegalmente, bajo un rígido sistema de contención y vigilancia, que incluye una doble valla de metal de alambre de púas, cámaras de circuito cerrado en todo el centro y la presencia las 24 horas del día, los 7 días de la semana, de patrullas de policías y guardas de seguridad privados.

VENEZUELA: ELECCIONES TRANSPARENTES Y PLURALES.-

Las elecciones realizadas el 19 de noviembre en Venezuela “cumplieron con la mayoría de estándares internacionales”, de acuerdo a la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, integrada por 136 personas, que, sin embargo, señala "deficiencias" como el acceso desigual a los medios de comunicación y el uso desequilibrado de los recursos estatales a favor de los candidatos chavistas.

En esas elecciones, regionales y municipales, el Partido Unido Socialista de Venezuela (chavismo) logró 20 gobernaciones de estados y 212 alcaldías (incluida la de Caracas), mientras toda la oposición obtuvo 3 gobernaciones y 117 alcaldías.

La Misión, primera que envía la UE en 15 años, reconoce el buen desempeño del Consejo Nacional Electoral, renovado en mayo de 2021, y valora positivamente la participación electoral de la oposición.

Por su parte, la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia (ABJD) y la Asociación de Jueces por la Democracia (AJD) señalan en un informe conjunto que en las elecciones “se respetaron las garantías electorales y el proceso electoral fue íntegro, transparente y plural".

YEMEN: SALDO DE MUERTE.-

El conflicto en Yemen ha dejado ya 377.000 víctimas mortales, de las que el 40% han muerto bajo la metralla en los combates y el 60% por efectos como el hambre y las enfermedades prevenibles, según un reciente informe del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD)

Yemen, país de 527.968 kilómetros cuadrados y 30 millones de habitantes, es uno de los más pobres del mundo. En el marco de las “primaveras árabes” de hace 11 años, los rebeldes Hutíes se hicieran con amplias áreas del norte y el oeste del país y con la capital Saná a finales de 2014. El presidente Abdo Rabu Mansur al Hadi huyó del país y se refugió en Arabia Saudí. En 2015 los saudíes iniciaron los bombardeos contra los Hutíes y la población civil, encabezando una coalición en la que también participan, directa o indirectamente, algunos países occidentales. Sin embargo, con el paso del tiempo, los Hutíes se han fortalecido militarmente y, de no ser por el apoyo saudí, hubieran derrotado ya al ejército de Mansur al Hadi.

El informe señala que el conflicto ya ha empujado a casi cinco millones de personas a la malnutrición y que la mitad de la población (15,6 millones) están sumidos en la pobreza extrema. La mayoría de las muertes ocurren por la escasez de alimentos y el deterioro de la sanidad, al haber cerrado los saudíes los puertos del Mar Rojo, por donde llegan al país la mayor parte de los víveres, del combustible y de los suministros médicos. Más de 50.000 niños han muerto en lo que va de 2021.

COLOMBIA: LA PAZ QUE NO LLEGA.-

Se cumplen cinco años de la firma de los Acuerdos de paz entre el Estado y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, acuerdos que deberían llevar a la construcción de un país en paz, con derechos humanos, con justicia y sin impunidad, y a transitar por caminos de democracia, fraternidad y reconciliación.

Los Acuerdos incluían la adopción de medidas sociales en favor de la población, entre ellas una reforma agraria y el apoyo a los campesinos para sustituir los cultivos de coca por otros cultivos sanos y rentables, así como subsidios para la incorporación de los combatientes a la vida civil y la creación de una Comisión de la Verdad.

Hoy hay más cultivos de coca, más violencia y menos esperanza. El gobierno no ha dado pasos para la creación de un Fondo Nacional de tierras, y abandonó el programa de sustitución de cultivos; al parecer al gobierno no le conviene que desaparezcan los cultivos de coca, marihuana y amapola, porque tiene intereses económicos en ellos, pero los campesinos son perseguidos por seguir con esos cultivos que son la base de su subsistencia.

En los territorios donde antes se asentaba la guerrilla proliferan ahora bandas paramilitares vinculadas al ejército. Más de 1.400 líderes y lideresas sociales y cerca de 300 exguerrilleros, todos ellos involucrados en el cumplimiento de los acuerdos, han sido asesinados en estos cinco años.

PRECARIEDAD EN NUESTRO SISTEMA DE SALUD.-

El sistema nacional de salud, pese a los recortes en recursos y medios que ha sufrido en la última década, ha trabajado con éxito en la pandemia. A él debemos (y a los científicos, por supuesto) el exitoso proceso de vacunación y la salida de una y otra ola.

Ahora está debilitado y con los profesionales exhaustos, y de nuevo se ve amenazado por una nueva y severa crisis: En los últimos tres meses ha perdido 58.536 profesionales, que habían sido contratados como “refuerzo Covid” y que han sido despedidos, precisamente cuando entramos en la época de frío con diferentes enfermedades asociadas a las bajas temperaturas y cuando nos enfrentamos a una nueva amenaza por el coronavirus.

Los despidos suponen máximos históricos en las listas de espera, demoras en las citas con el especialista, las pruebas diagnósticas o las operaciones aplazadas…

La más perjudicada es la Asistencia Primaria, que vuelve al nivel de precariedad en el que estaba antes de la pandemia, sólo que ahora con su personal más agotado y con más trabajo, porque el virus no nos ha dejado.

¿Una invitación para que nos vayamos a los seguros privados?

Las asociaciones de personal sanitario piden detener esa sangría y señalan que la tasa de temporalidad en la Sanidad es del 31,6%.

Las Otras Noticias - 2021 (196)

OTRAS NOTICIAS (196)

29 de Noviembre de 2021

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

 

OMICRON: LA NUEVA ALARMA DE LA PANDEMIA.-

Mientras los contagios en Europa continúan desbocados (en Alemania ha llegado a haber 76.000 en un día), la aparición de Omicron, la nueva variante de COVID surgida en Sudáfrica, ha puesto a temblar al mundo. Es, al decir de los científicos, una variante novedosa y diferente a las anteriores, que cuenta con entre 30 y 50 mutaciones, muchas más de las que los virólogos están acostumbrados a ver. Las primeras impresiones y estudios indican que podría tener una mayor rapidez de transmisión, una mayor virulencia, un mayor riesgo de reinfección y una mayor resistencia frente a las vacunas actuales, aunque deberán pasar algunas semanas hasta que sea posible determinar su impacto en el diagnóstico, los tratamientos y las vacunas.

Las bolsas se desplomaron en todo el mundo, y la Unión Europea ha prohibido los viajes desde siete países del sur de África: Sudáfrica, Botsuana, Eswatini (o Swazilandia), Lesoto, Namibia, Mozambique y Zimbabue. Estados Unidos y otros países han tomado medidas similares.

La Organización Mundial de la Salud y todos los expertos vienen advirtiendo desde hace muchos meses que mientras el virus siga circulando en el mundo, más probabilidades habrá de que aparezcan nuevas variantes más resistentes y que la "vieja normalidad" no será alcanzable hasta que todo el planeta cuente con tasas de inmunización aceptables. En Europa la tasa de inmunización supera el 70% de la población mientras en África apenas llega al 7%. Sudáfrica, de hecho, tiene sólo al 23% de su población con la pauta completa de vacunación; y en otros países africanos el porcentaje es mucho menor.

Sudáfrica, junto con la India y más de otros cien países, han estado demandando con insistencia la liberación de las patentes de las vacunas, para que haya suficientes dosis para las poblaciones más pobres, liberación a la que siguen negándose las compañías farmacéuticas, la Unión Europea y el resto de países ricos. El lucro privado está por encima del derecho de la población mundial a la salud.

Lo vienen diciendo los expertos desde que se lanzaron las vacunas: De nada servirá vacunar al 100% de la población de los países ricos si no se vacuna a la población de los países más vulnerables. Solo con las pérdidas de las bolsas el día 26 de noviembre, por el pánico causado por la aparición de Omicron, podría haberse vacunado varias veces a toda la población de África.

Siguen sin aprender. Al conocer la noticia, su medida estrella fue cerrar las fronteras. Poner puertas al campo. Aún no se han enterado de que una variante ya se ha extendido mucho antes de que se conozca. Por ejemplo, a las tres semanas de aparecer la anterior variante Delta ya se había extendido a 53 países. Seguirán negándose a liberar patentes y a inmunizar a todo el mundo.

China, por su parte, que ha donado a África 200 millones de dosis de vacuna, ha anunciado que proporcionará al Continente otros 1.000 millones de dosis, “600 millones en forma de donación y 400 millones en otras formas como producción conjunta entre empresas chinas y países africanos concernidos".

ELECCIONES EN HONDURAS.-

El domingo 28 de noviembre, los hondureños acudieron a las urnas para elegir un nuevo presidente, los 128 diputados al Parlamento Nacional y los 20 para el Parlamento Centroamericano, y las 298 corporaciones municipales. La participación fue superior al 60%.

Contabilizados la mitad de los votos, Xiomara Castro, del opositor Partido Libertad y Refundación (Libre), ha recibido el 53,60% de los sufragios, seguida a una distancia de 20 puntos por candidato del oficialista Partido Nacional (33,8%).

Xiomara Castro, de 62 años, es la esposa del expresidente Manuel Zelaya, a quien en 2009 los militares dieron un golpe de estado. Castro se presentaba por el Partido Libertad y Refundación (Libre), que se atribuye planteamientos socialdemócratas. En su campaña ha insistido en que “basta de tanto robo, corrupción y tráfico de drogas", aunque no ha entrado en detalles sobre la forma de que va a enfrentar esas lacras.

A Honduras ya le llaman el país de las caravanas. Tiene 112.000 kilómetros cuadrados y unos 10 millones de habitantes, y de él han salido desde 2018 varios grupos de miles de personas caminando a pie hacia Estados Unidos, huyendo de la violencia y la miseria de su país, el segundo más pobre de América, sólo por detrás de Haití (la pobreza afecta al 48% de los hondureños, según le Bando Mundial); un país permanentemente azotado por desastres naturales y pandillas delincuenciales. Y también uno de los países más violentos del mundo. La propia violencia preelectoral dejó más de una treintena de muertos.

Más de una docena de candidatos competían por la Presidencia, aunque sólo tres o cuatro tenían posibilidades reales. Varios de esos candidatos y no pocos de los que aspiraban al Parlamento llegaban con claros indicios de estar involucrados en casos de corrupción o redes del crimen organizado.

En realidad, ninguna de las fuerzas políticas mayoritarias representa una esperanza de cambio para la mayoría de los hondureños, ya que se trata de una clase política totalmente alejada los problemas e intereses de la gente y que no tiene intención de afrontar la corrupción y la injusticia social. El propio partido de Xiomara Castro es una escisión más de un partido de la derecha, el Partido Liberal.

Parecería que todo el Estado está constituido sobre la base de favorecer a las élites de poder, en detrimento de las grandes mayorías. Algunos analistas hondureños hablan de un país dominado por mafias empresariales, políticas, del narcotráfico y del crimen organizado, que tienen en sus manos instituciones como la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público, la Secretaría de Seguridad, la Procuraduría General de la República… ¿Cómo afrontar, así, una reconstrucción del Estado de Derecho? Un hermano del actual presidente, que también es diputado, fue condenado por narcotráfico por un tribunal de Nueva York. Todos los políticos más influyentes reciben millones de dólares de los narcos para financiar sus campañas y consolidar su poder.

La ventaja de Xiomara Castro no es la última palabra. Tal como se esperaba, el ultraconservador Partido Nacional también se ha declarado ganador; es experto en fraudes y controla todas las instituciones, por lo que podría maniobrar de mil formas para hacerse valer. El Consejo Electoral tiene 30 días para dar a conocer los resultados finales de las votaciones y proclamar un ganador.

LA GUERRA EN ETIOPÍA.-

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha pedido un alto al fuego en Etiopía, para dar lugar a un diálogo entre los etíopes para solucionar la crisis.

El conflicto estalló en noviembre de 2020, cuando el primer ministro Abiy Ahmed ordenó una ofensiva militar contra la norteña región de Tigray, dominada por los nacionalistas del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), que hasta entonces había gozado de gran autonomía. El gobierno dijo que las fuerzas del TPLF habían atacado una base del ejército nacional en la capital regional, Mekelle. El ejército cortó las comunicaciones y el suministro de energía a la región, que tiene cerca de seis millones de habitantes de los 110 millones que tiene todo el país.

Las fuerzas militares de Tigray han resistido, aliadas con otros grupos étnicos. Luego de recuperar Mekelle, capital de Tigray, han ampliado su dominio militar a otras regiones y han amenazado con marchar sobre la capital del país, Adís Abeba, si ello fuera necesario “para romper el asedio a la población de Tigray”, que es objeto de bombardeos por el ejército, apoyado por las Fuerzas de Defensa de Eritrea, país vecino y aliado.

Unas 400.000 personas en la región de Tigray se encuentran en situación de hambruna. Organismos humanitarios hablan ya de miles de víctimas civiles y del éxodo de unos 2,4 millones hacia el vecino Sudán. Unos dos millones se habrían quedado sin hogar, por efecto de la guerra, y nueve millones y medio necesitarían urgentemente ayuda alimentaria, pero el gobierno etíope impide que agencias de la ONU y ONGs entreguen alimentos y suministros médicos a la población.

CADIZ: ¿SEÑAL DE ALERTA?

Tras nueve días de huelga de los trabajadores del metal, sindicatos y empresarios de la provincia de Cádiz llegaron a un acuerdo que incluye la vigencia de tres años del convenio colectivo del sector y un incremento salarial de 2% con efectos retroactivos desde el uno de enero de 2021 y otros incrementos del 2% en 2022 y 2023. Además, una comisión controlará el trabajo eventual, los horarios de trabajo, el pago de horas extras y el abono de los atrasos.

Los trabajadores hicieron la huelga y salieron a la calle para denunciar la precariedad laboral y salarial que sufren 20.000 de ellos en empresas auxiliares del metal: Temporalidad de los contratos, no pago de horas extraordinarias, no disfrute de vacaciones (hasta 20 días seguidos de trabajo sin descanso), existencia de “listas negras” de los trabajadores que exigen sus derechos…

Cádiz tiene la tasa más alta de paro en España, el 23,1%, frente al 14,5% a nivel nacional.

La Policía tuvo una lamentable actuación, cargando desmesuradamente contra los trabajadores y otros manifestantes, usando pelotas de goma y gases lacrimógenos; hasta una tanqueta militar intimidatoria salió a las calles de Cádiz, lo que despertó la indignación de una ciudadanía que se volcó en apoyo a los trabajadores y los acompañó en sus movilizaciones. Incluso la Diócesis de Cádiz y Ceuta escribió: “Aplaudimos las movilizaciones como único medio que han dejado a los trabajadores para defender sus derechos y reivindicaciones ante el fracaso de la negociación del convenio colectivo".

Una vez más se hizo patente la criminalización a los trabajadores por parte de la patronal y la manipulación de los grandes medios de información, que dieron más importancia a los contenedores de basura quemados que a las demandas de los trabajadores.

Algunos analistas han señalado que lo de Cádiz podría representar la hartura frente a la precarización del trabajo y los recortes de los derechos laborales derivados de la reforma laboral de 2012. Para muchos sectores sociales, la lucha de los obreros gaditanos ha sido un ejemplo de dignidad contra esa precariedad y deterioro. ¿Una señal de alerta?

BLACK FRIDAY.-

Arrastrada por las campañas publicitarias que anuncian grandes descuentos, la gente se aglomera en los grandes centros comerciales o en las pantallas de sus ordenadores o móviles, para cumplir el ritual de adoración al dios Consumismo, acaparando con voracidad y frenesí ropa, calzado, aparatos electrónicos, complementos… frecuentemente innecesarios. Es el Black Friday del último viernes de noviembre.

¿De verdad hay descuentos? Algunos. De acuerdo a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en 2020 sólo bajaron de precio un 19% de los productos, frente a un 28% que subieron y un 53% que no se movieron. Durante el propio Black Friday los precios se incrementaron un 2,6% de media.

Pero, ¿qué significa ese consumismo en términos medioambientales y laborales? En grandes ciudades como Madrid, el Black Friday genera el 1,7% del total de las emisiones anuales de gases contaminantes, una enorme presión adicional sobre los ecosistemas.

El grueso de las compras tiene que ver con la moda fast-fashion, de ropa y complementos producidos en el sudeste asiático y otros países del Sur Global, donde los trabajadores (fundamentalmente trabajadoras) sufren condiciones de semiesclavitud, con jornadas de 12 y 14 horas y salarios de hambre. Hablamos de prendas de muy baja calidad que muy pronto acaban en vertederos o incineradoras. Según Greenpeace, el 73% de la ropa que se compra en estas fechas se tira en menos de un año.

Es una fiebre que favorece al gran comercio y las grandes plataformas, y que hunde a los pequeños comerciantes, que no pueden competir con una publicidad que los perjudica.

El 75% de las compras se hacen online. Luego vendrán los repartidores con sus vehículos, emitiendo una carga extra de emisiones de CO2.

Esa vorágine consumista crea algunos empleos, sobre todo para mujeres y jóvenes, pero fundamentalmente a tiempo parcial y con salarios muy bajos, y con jornadas muy intensas y de mucho ritmo de trabajo.

Las organizaciones ecologistas y sociales apelan a la concienciación ciudadana para frenar un dispendio que va contra los limitados recursos del planeta, y aconsejan reparar nuestros aparatos o nuestra ropa, acudir al comercio de segunda mano, consumir productos de cercanía…

Las Otras Noticias - 2021 (195)

OTRAS NOTICIAS (195)

23 de Noviembre de 2021

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

LA PANDEMIA EN EL MUNDO.-

Los contagiados por COVID-19 en el mundo superan ya los 256 millones y los fallecidos los 5,1 millones, aunque la Organización Mundial de la Salud estima que las cifras podrían ser dos o tres veces más.

Estados Unidos es el país con mayor cantidad de muertos (768.000), seguido de Brasil (615.000) e India (465.000), pero Perú es el país con mayor letalidad: más de 600 muertos por cada 100.000 habitantes.

En Europa continúa imparable el ascenso de contagios, con altos índices de incidencia y aumento de las hospitalizaciones y fallecimientos. En un solo día ha habido en Alemania 65.300 infectados, en su mayoría personas no vacunadas. El virus se ceba más con los países donde todavía hay mucha población sin vacunar.

Vuelven en muchos países las medidas restrictivas, específicamente el acceso a bares, restaurantes, otros espacios públicos cerrados y eventos para los no vacunados; o la obligación de presentar el “certificado Covid” o un test negativo del día en los lugares de trabajo y en el transporte público. Algunos países han decretado ya el confinamiento total y la obligatoriedad de la vacunación.

EN ESPAÑA.-

En España también repuntan los datos, aunque más levemente. La incidencia acumulada a 14 días es ya de 132 contagios por cada 100.000 habitantes, aunque en varias comunidades supera los 200 ó incluso los 300; la tasa de ocupación de camas hospitalarias también repunta levemente, y es ahora del 2.33%, y la de las UCI del 5,70. El alto nivel de vacunación hace que los contagios produzcan ahora menos hospitalizaciones y menos fallecimientos que antes de iniciarse el proceso de vacunación o en los primeros estadios de éste. De hecho, el 60% de los ingresados en UCI son personas no vacunadas.

En número total de contagiados desde el inicio de la pandemia es de 5.096.538, y el de fallecidos de 87.832.

La mayoría de comunidades autónomas se plantean exigir el “pasaporte Covid” (certificado de haber recibido la vacunación completa) para entrar en determinados espacios como bares, restaurantes u ocio nocturno, lo que también constituiría un estímulo para que se vacunen los cuatro millones que aún no lo han hecho (el 10% de la población mayor de 12 años). La mayoría de ellos no son “antivacunas”, y las autoridades han lanzado “campañas de captación” para convencerlos de que lo hagan.

El 79,1% de los mayores de 12 años ya han recibido la pauta completa de vacunación, y el 80,6% tiene al menos una dosis. Los investigadores dicen que la efectividad de las vacunas para evitar el contagio disminuye con el paso del tiempo, y se reduce al 59% a los cuatro meses. El gobierno ya ha anunciado que se empezará a suministrar la tercera dosis a mayores de 60 años y personal sanitario. Más de tres millones la han recibido ya.

En otro orden, está abierto el debate en torno a si la no vacunación es un derecho personal o un peligro social… Algunos dicen que ese acto de libertad (no vacunarse) es también un acto de insolidaridad, ya que afecta al resto de la sociedad. La experiencia ya ha demostrado que el no vacunado se contagia más fácilmente, y por lo tanto se constituye en vehículo de transmisión del virus. Obligar a una persona a vacunarse ¿es vulnerar su libertad? ¿Lo es prohibirle que conduzca su vehículo cuando está borracho?

CHILE, ENTRE LA ULTRADERECHA Y LA IZQUIERDA.-

Esta vez no se equivocaron las encuestas. El ultraderechista José Antonio Kast ha obtenido el 27,9% de los votos, seguido del izquierdista Gabriel Boric con el 25,8%, en las elecciones presidenciales celebradas el pasado domingo 21 de noviembre. Son los triunfadores de la primera vuelta electoral. El 19 de diciembre los chilenos deberán elegir entre ellos al sucesor de Sebastián Piñera, actual presidente, uno de los hombres más ricos de Chile, involucrado en escándalos financieros y en la transferencia de dinero a paraísos fiscales a través de empresas off shore, y que recientemente se salvó por los pelos de que el Congreso lo despojaran de la Presidencia por ese motivo.

Kast y Boric representan dos modelos de país diametralmente opuestos: Kast representa a la ultraderecha heredera del pinochetismo, que incluso ha defendido a los militares condenados por crímenes de lesa humanidad. Muestra desenfadadamente su simpatía por el brasileño Bolsonaro, por Donald Trump o por el partido español Vox. Promete “orden y seguridad”, además de frenar la inmigración, privatizar empresas públicas, eliminar el Ministerio de la Mujer y derogar la Ley de Aborto.

Boric, por su parte, promete aumentar el salario mínimo, subir los impuestos a los más ricos, reformar el sistema de pensiones (actualmente en manos privadas), implementar un sistema único de salud, reducir la jornada laboral a 40 horas y reformar la policía. Sus propuestas suponen un giro de 180 grados al liberalismo económico que ha dominado en el país a lo largo de 30 años.

Los más perjudicados han sido los partidos tradicionales de centroizquierda y centroderecha, que se alternaron en el poder a lo largo de tres décadas. No obstante, obtuvieron mejores resultados en las elecciones al Congreso y al Senado (que también se celebraron el día 21), lo que les mantiene vigentes de cara a la gobernabilidad del país.

Chile podría tener el gobierno más izquierdista desde Salvador Allende (1970-1973) o el más derechista desde Augusto Pinochet (1973-1990). Nadie se atreve, por ahora, a aventurar los resultados de la segunda vuelta.

VENEZUELA: GANAN LOS CHAVISTAS.-

No eran elecciones presidenciales ni parlamentarias. Eran para elegir gobernadores, legisladores regionales, alcaldes y concejales; en total, 3.082 cargos en disputa. Pero, desde el inicio de la “Revolución Bolivariana” en 1998, todas las elecciones en Venezuela tienen el carácter de plebiscito para medir las fuerzas del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (los “chavistas”) y la oposición.

Los chavistas han ganado el gobierno de 20 de los 23 Estados y la importante alcaldía de Caracas; la oposición solo ha logrado vencer en tres estados (hasta ayer gobernaban en cuatro); en dos de ellos los candidatos eran viejos caiques locales. Aún no se conocen los resultados de las elecciones municipales.

Pese a la crisis económica y el hastío de la gente por la política, el chavismo ha demostrado tener mayor capacidad de movilización que sus adversarios. En todo caso, la abstención fue del 58%.

Como resultado de un proceso de negociación auspiciado por Noruega, la oposición firmó hace unos meses un memorándum en el que reconocía la institucionalidad venezolana y aceptaba participar en las elecciones, lo que no había hecho en años anteriores por considerar que los comicios no eran limpios. En todo caso, como es tradicional, la oposición llegó fragmentada a la cita electoral, debido al ego de sus líderes, muy alejados de la realidad diaria de la gente. Llego también marcada por los fracasados intentos de derribar al régimen mediante asonadas militares o conjuras diplomáticas internacionales, sin respaldo popular.

Por primera vez en 15 años ha habido presencia de observadores de la ONU y la Unión Europea. Previamente, el gobierno había pactado con la oposición un nuevo Consejo Nacional Electoral y había actualizado el padrón. Los candidatos opositores pudieron expresar sus propuestas a través del canal público de televisión.

El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, invitado por el Consejo Nacional Electoral, expresó su deseo de que la jornada electoral refuerce el diálogo entre el gobierno y los opositores. Ojalá sea así.

MORIR EN EL MAR.-

Al menos 75 personas migrantes murieron el 17 de noviembre al naufragar una embarcación irregular en la costa oeste de Libia, con la que pretendían cruzar el Mediterráneo y llegar a las costas de Europa, según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

La OIM agrega que más de 29.400 migrantes han sido interceptadas en el Mediterráneo y retornadas a Libia a lo largo de este año (el triple que durante el mismo periodo de 2020); y que 555 han perdido la vida y 736 han desaparecido (frente a los 381 muertos y 597 desaparecidos durante el año anterior).

ALEPO: LA BOMBA DEL HAMBRE.-

El nombre de Alepo aún resuena en nuestros oídos. Fue un de las ciudades sirias que más sufrió en años pasados durante la guerra, cuando a diario caían víctimas civiles por las bombas y todo tipo de explosivos; además, sufrieron privaciones por la falta de gasóleo, electricidad y agua, y con frecuencia nadie podía entrar o salir de la ciudad.

Ahora ya no caen bombas, pero muchos dicen que entonces vivían mejor que ahora. Es la “bomba de la pobreza”, que ahora es mayor; afecta al 80% de la población. Los precios de los productos de primera necesidad han subido drásticamente y la escasez se ha convertido en permanente, con el racionamiento de gasolina, pan, azúcar, arroz, etc.

Las personas que pueden salir del país, lo hacen. Se están yendo muchos médicos, ingenieros, artesanos y otros profesionales; el país pierde mano de obra cualificada… Un eslabón más del círculo de la pobreza.

¿Las causas de todo esto? Desde luego, la destrucción de las infraestructuras y los estragos de la guerra, pero más que nada las sanciones impuestas por los países europeos y Estados Unidos, que bloquean las transacciones financieras, impiden las importaciones y prohíben las inversiones en el país, para castigar al régimen de Bashar Al Assad. Esas sanciones que, ya se sabe, no suelen perjudicar a los gobiernos, sino a los pueblos, que apenas encuentran alivio en las acciones de las organizaciones no gubernamentales.

NIGERIA: UNA FÁBRICA DE POBRES.-

Es el séptimo país del mundo en población (206 millones). El Banco Mundial lo considera un país de renta media-baja, con una renta per cápita de unos 1.800 euros. Ocupa el puesto 12 entre los productores de petróleo, y su capital, Lagos, es un pujante centro financiero internacional. Pero es uno de los países de mayor desigualdad del mundo.

Una pequeña élite político-económica ostenta un desbocado lujo, viviendo en burbujas residencias, luciendo extravagantes vehículos y estilos de vida de los supermillonarios europeos o estadounidenses. Mientras tanto, 86 millones de nigerianos malviven con 1,65 euros al día, el listón que oficialmente marca la extrema pobreza, y no tienen acceso a la sanidad básica. Más de 10,5 millones de niños (el 30%) no tienen escuela primaria. Cada diez minutos muere una madre por complicaciones en el parto.

Buena parte de esa situación se debe al sistema tributario, que recae fundamentalmente sobre el consumo, sin gravar la riqueza. Sólo recauda un 12% de su potencial impositivo, con lo que los recursos son escasos. Pero, además, el presupuesto destina un 6,5% a educación, un 3,6% a sanidad, un 15% a defensa y seguridad y un 30% al pago de su deuda.

LA FUGA DE MILLONES A PARAISOS FISCALES.-

España pierde cada año unos 6.300 millones de euros de ingresos fiscales (el 2,5% de su recaudación total) debido a la elusión fiscal y al desvío de beneficios empresariales y riqueza hacia territorios de baja fiscalidad y paraísos fiscales. Así lo afirma un estudio sobre el tema realizado por las instituciones británicas Global Alliance for Tax Justice, Public Services International y Tax Justice Network, en base a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En esa pérdida, unos 4.500 millones corresponden a la desviación de beneficios empresariales y 1.800 millones a la pérdida de ingresos por la deslocalización de la riqueza privada en estos territorios.

A nivel mundial, las grandes compañías dejan de pagar en impuestos al menos 275.000 millones de euros, y los patrimonios privados unos 150.000 millones.

La tercera parte de esas fugas de dinero van a parar a la llamada “telaraña del Reino Unido", territorios de las islas británicas y de ultramar que se acogen bajo el paraguas de la corona británica. Son las Islas Vírgenes Británicas, Bermudas, Caimán, Isla de Man, Islas Turcas y Caicos, Anguila, Jersey y Guernsey. Le siguen en importancia los Países Bajos, Luxemburgo y Suiza.

Es estudio recomienda establecer gravámenes directos sobre la riqueza y el patrimonio, para garantizar que los sistemas de impuestos sobre la renta funcionen de manera más progresiva y efectiva para los que más ganan.

Las Otras Noticias - 2021 (194)

OTRAS NOTICIAS (194)

15 de Noviembre de 2021

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

LA PANDEMIA.-

La alarma se extiende de nuevo por toda Europa. La semana pasada se registró el mayor número de contagios desde el inicio de la pandemia (casi dos millones). Varios países tienen ahora sus máximos históricos de positivos. Alemania ha llegado a tener 50.000 contagiados en un día. La incidencia acumulada a 14 días es de 1.545 casos por 100.000 habitantes en Letonia, 965 en Bélgica, 870 en Reino Unido, 723 en los Países Bajos, 406 en Alemania… La Organización Mundial de la Salud pronostica que, de mantenerse la tendencia, medio millón de europeos podrían morir de aquí a febrero de 2022.

La situación se atribuye a que, pese a las altas tasas de vacunación, las medidas restrictivas son muy laxas y se han relajado las medidas de prevención básicas, además de la situación invernal que favorece la expansión del virus. De todos modos, el número de fallecidos es menor que en las olas anteriores, y es más numeroso en los países con menores tasas de vacunación. 

Las restricciones regresan en varios países: Confinamiento para no vacunados, toques de queda, cierres de la hostelería, exigencia de “pase sanitario” (certificado de vacunación, prueba PCR o acreditación de haber pasado el COVID) en lugares públicos (bares, restaurantes, discotecas, piscinas, gimnasios…), limitaciones de movilidad, restricciones para las reuniones o eventos… En algunos países se estudia establecer la obligatoriedad de la vacuna a ciertos grupos sociales.

Los expertos advierten sobre la relación entre vacunación y aparición de nuevas cepas de COVID. A mayor tasa de vacunación, menor riesgo de que aparezcan variantes. Las mutaciones del virus solo se frenarán cuando la vacunación esté ampliamente desarrollada en todos los países del mundo. Hay países que aún no han alcanzado ni el 1% de la vacunación: Haití (0,34%), República Democrática del Congo (0,4%), Sudán (0,49%), Camerún (0,6%), Uganda (0,88%), Yemen (0,71%) o Madagascar (0,65%). En varios más los vacunados no llegan al 5%: Nigeria (1,46%), Somalia (1,93%), Ghana (2,63%), Kenia (3,3%) o Gabón (4,4%)…

No es razonable ni ético aplicar terceras dosis a adultos sanos o vacunar a los niños, mientras los trabajadores de la salud y otros grupos de alto riesgo en muchos países esperando aún su primera dosis.

(Mientras tanto, la Comunidad de Madrid ha tirado a la basura 117.977 vacunas que caducaron en sus frigoríficos…).

EN ESPAÑA.-

En España también repuntan los casos, aunque no con la intensidad de otros países europeos. La incidencia acumulada a 14 días es ya de 82 casos por 100.000 habitantes, aunque en algunas Comunidades y se superan los 150 casos, lo que implica estar en riesgo alto de contagio.

La situación hospitalaria es buena, con una tasa de hospitalización por COVID-19 del 1,8% y de 4,6% en las UCI.

El total de contagiados es de 5.047.156, y el de fallecidos de 87.716.

37,5 millones de personas tienen ya la pauta completa de vacunación (el 89% de la población mayor de 12 años), y 38,1 millones han recibido al menos una dosis (el 90,5%).

Los expertos esperan que la incidencia siga subiendo a medida que avanza el invierno. Algunos dicen que la sexta ola ya está aquí o está muy próxima (no podríamos ser la excepción de Europa), aunque descartan que sea tan devastadora como las tres primeras. Advierten que las vacunas son muy efectivas previniendo casos graves y mortalidad, pero que no pueden frenar completamente los contagios. Por eso insisten en la necesidad de convencer a quienes aún no han recibido la vacuna y a seguir las medidas no farmacológicas: uso de mascarillas, distancia de seguridad, higiene, ventilación en espacios cerrados…

Algunas comunidades autónomas ya han decidido exigir el “pasaporte covid" para acceder a lugares públicos cerrados, y estudian otras restricciones.

EL MURO POLACO Y LOS OTROS MUROS.-

El gobierno polaco construye en su frontera con Bielorrusia un muro al estilo Donald Trump. Pero no es el único. De hecho, diez estados miembros de la UE (España, Grecia, Hungría, Bulgaria, Austria, Eslovenia, Polonia, Letonia, Estonia y Lituania) cuentan con algún tipo de fortificación para frenar a los migrantes (hormigón, vallas, alambradas…). La mayoría de ellas surgieron tras la crisis migratoria de 2015, cuando más de un millón de personas llegaron ilegalmente a Europa.

En 2018, esos muros sumaban ya unos 1.000 kilómetros. En lo que va de 2021, además del muro polaco (de 130 kilómetros), han iniciado su construcción Grecia (40 kilómetros) y Lituania (500 kilómetros) para impedir el paso de migrantes.

La UE presume de no financiar la construcción de muros. Ello le asemejaría mucho a Donald Trump, y eso no le gusta. Pero tampoco se opone a que sus estados miembros los construyan.

A los muros físicos hay que añadir otros muros menos visibles pero más más vergonzosos si cabe, como endurecer los procedimientos para pedir asilo o establecer alianzas con terceros países para externalizar la migración y mantener a los migrantes alejados de suelo comunitario, como el pacto con Turquía, Libia o Marruecos.

Pero en Bruselas están contentos. El millón de migrantes que llegaron en 2015 se quedaron en 91.000 en 2019, 77.000 en 2020 y 120.000 en lo que va de 2021.

También están contentas las empresas que se lucran con esa política antiinmigración, que manejan en torno a 20.000 millones de euros anuales. Son empresas multinacionales dedicadas a defensa/armamento, construcción, servicios, alimentación, limpieza y mantenimiento…, que reciben suculentos contratos para instalar y mantener los muros, instalar radares; vender y mantener naves aéreas y marítimas, sistemas informáticos, drones, combustibles…; prestar servicios sanitarios y alimenticios…

Son parte de los muros levantados contra miles de personas migrantes y refugiadas que carecen de acceso legal a la seguridad o a ejercer su derecho a solicitar asilo.

LAS LIMITACIONES DEL INGRESO MÍNIMO VITAL.-

El Ingreso Mínimo Vital (IMV), aprobado en España en mayo de 2020, prometía garantizar una renta de 462 euros al mes para personas adultas que vivan solas, cantidad que se incrementaría en 139 euros por cada persona adicional. La medida debería beneficiar a 850.000 hogares (2,3 millones de personas), pero a la fecha sólo ha alcanzado a 337.000 hogares (unas 800.000 personas) que viven bajo el umbral de la pobreza. Lo afirma un estudio de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

La Administración ha recibido 1,4 millones de solicitudes, de las que 890.000 han sido denegadas (tres de cada cuatro), fundamentalmente por la complejidad de los procedimientos y los requisitos difíciles de cumplir. Por ejemplo, la mayoría de las resoluciones negativas lo son por superar los niveles de renta exigidos. Para delimitar esos niveles se utilizan las declaraciones de la renta de los ejercicios fiscales anteriores, cuando la situación de los potenciales beneficiarios era radicalmente distinta a la de ahora. A ello se agregan las dificultades burocráticas.

A lo largo de 2021 el gobierno suavizó las condiciones para acceder al IMV, y los expedientes se han acelerado, pero la cobertura del IMV apenas alcanza al 8% la población en extrema pobreza.

De los 3.000 millones de euros que la Seguridad Social había presupuestado para ser ejecutados en este año, sólo se han desembolsado 1.400.

MATRIMONIO INFANTIL Y MUERTE.-

Más de 22.000 niñas mueren cada año en el mundo (más de 60 al día) a causa de embarazos y partos derivados del matrimonio infantil, según denuncia de la ONG Save the Children.

La mitad de las muertes ocurren en África.

Millones de niñas se ven obligadas cada año a contraer matrimonio con hombres a menudo mucho mayores que ellas. Se estima que de aquí a 2030 lo harán unos 10 millones de ellas, con lo que se les roba la oportunidad de seguir aprendiendo, de ser niñas y, en muchos casos, de sobrevivir.

ASÍ SOBREVIVEN LOS POBRES EN NUEVA YORK.-

Unas 10.000 personas deambulan día y noche por las calles de Nueva York rebuscando entre la basura latas y botellas de plástico que venden para poder comer o pagar un sitio donde dormir. Son en su mayoría latinos o chinos, que no disponen de ninguna protección social.

Los sociólogos dicen que una de las causas de esa situación es la devaluación del modelo de estado de bienestar que se ha dado desde la década de 1990, acompañada de la bajada de salarios y la caída de la negociación colectiva en muchas empresas.

VENDEMOS ARMAS A LOS REPRESORES.-

España exportó armas por valor de 48.2 millones de euros 2020 a Arabia Saudí, y es ya el segundo país europeo exportador de armas a ese país, solo por detrás de Francia. También es el tercer exportador de armamento a Emiratos Arabes Unidos, detrás de Alemania y Francia. España exportó armamento a ese país por valor de 60 millones de euros. Así lo indica un informe del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Ambos gobiernos están acusados de cometer graves violaciones a los derechos humanos contra sus propios compatriotas y en su intervención militar contra Yemen, donde han provocado decenas de crímenes de guerra en casi siete años de conflicto, documentadas por Amnistía Internacional y otras ONG. De hecho, en Yemen se registra la mayor catástrofe humanitaria actual, según la ONU.

Las autorizaciones para la venta de armas en España son decididas por la la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso, y sus actas son clasificadas como secretas.

Todas las armas vendidas a Arabia Saudí y Emiratos son “susceptibles de ser usadas en Yemen”, según la plataforma Armas Bajo Control, integrada por Amnistía Internacional, Intermón Oxfam, Greenpeace y FundiPau.

BENEFICIOS DE LAS ELÉCTRICAS.-

En plena borrachera de subidas del precio de la energía eléctrica, con una ciudadanía asustada y los hogares vulnerables muy afectados, se hace público que las tres grandes compañías del sector (Endesa, Iberdrola y Naturgy) han tenido entre enero y septiembre unos beneficios conjuntos de 4.70 millones de euros (700.000 euros por hora), según la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Ese resultado es mejor al que obtenían antes de la pandemia.

PERIODISTAS ASESINADOS.-

1.409 periodistas han sido asesinados en el mundo en los últimos 30 años, en la mayoría de los casos en represalia por dedicarse al periodismo de investigación y destapar los entuertos de los poderosos y las mafias. Así se ha revelado en el Tribunal Permanente de los Pueblos, un tribunal alternativo popular que celebró su sesión recientemente en La Haya (Holanda).

Los magistrados del Tribunal constatan que periodistas de todo el mundo son acosados, arrestados, secuestrados y asesinados por tratar de encontrar la verdad. "Tocar a los poderosos, o enfadarlos es lo que pone en riesgo a los periodistas”.

Los poderes fácticos, los gobiernos y los mismos sistemas judiciales tienen relaciones muy robustas que favorecen la impunidad. De hecho, en el 86% de esos asesinatos ninguno de los perpetradores es llevado ante la Justicia. Más del 80% de los asesinatos quedan impunes.

Las Otras Noticias - 2021 (193)

OTRAS NOTICIAS (193)

8 de Noviembre de 2021

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

 

PREOCUPANTE REPUNTE DE LA PANDEMIA EN EUROPA.-

Más de 250 millones de personas se han contagiado y más de cinco millones han muerto por COVID-19 en el mundo desde el inicio de la pandemia. Estados Unidos es el país más afectado, con cerca de 46,5 millones de contagiados y más de 754.000 muertos. En China, país con 1.411 millones de habitantes, las autoridades informan de 110.268 contagiados y 4.849 fallecidos.

Europa se sitúa de nuevo como el epicentro mundial de la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud. Los casos han aumentado durante el último mes un 55% y las hospitalizaciones se han duplicado. Se dice que las causas podrían ser la llegada del frío, la relajación de las medidas de seguridad y cierto estancamiento de la vacunación. La incidencia acumulada a 14 días es de 793 en Reino Unido, 679 en Rumanía, 393 en Rusia, 373 en Alemania, 136 en Francia… En Ucrania (19% de la población vacunada) y en Bulgaria (23%) se han producido en un solo día más de 800 muertes.

El 75% de los adultos europeos cuentan ya con la pauta completa de vacunación (en España son casi el 80%), pero en varios países del Este solo la tienen entre el 20% y el 30%. La resistencia a la vacunación supone un riesgo para la salud pública y para la recuperación económica. Obligar a la gente a vacunarse es un asunto difícil moral y legalmente, pero algunos países están tomando medidas en esa dirección, poniendo trabas a la vida laboral, cultural o social de los negacionistas: Despido de trabajadores no vacunados, limitaciones para acceder a restaurantes, conciertos o cines...

La mayoría de personas hospitalizadas y de nuevos fallecimientos corresponden a personas no vacunadas. Algunos hablan de la “epidemia de los no vacunados”. Pero los contagios están repuntando de forma exponencial incluso en países con buena tasa de vacunación, como Reino Unido, Alemania, Países Bajos o Dinamarca.

Según la OMS, si no se reacciona a tiempo, en los próximos tres meses podrían morir medio millón de europeos, e insiste en que el mayor cortafuego contra la pandemia es acelerar la vacunación.

Si eso ocurre en Europa, que cuenta con gran disponibilidad de vacunas, ¿qué podrá pasar en los países pobres?

EN ESPAÑA.-

España, de momento, se mantiene al margen del repunte europeo. La incidencia acumulada a 14 días, es de 58,5 casos, que mantiene al país en la situación de “riesgo medio” de contagio. La presión hospitalaria parece controlada, con una tasa de ocupación de camas por enfermos de coronavirus del 1,27% y del 4,41% en las UCI.

El total de contagiados desde el inicio de la pandemia asciende 5.032.056 y los fallecidos a 87.558. Los fallecidos diariamente oscilan entre los 50 y los 60

Casi 37,4 millones de personas (el 88,7% de la población “diana”, es decir, de los mayores de 12 años) ya ha recibido la pauta completa de vacunación.

La OMS ha felicitado a España por la gestión de la pandemia, afirmado que es “un ejemplo para todos”. Pero el leve y constante repunte en las últimas semanas y la situación de la pandemia en Europa ha llevado a algunos expertos a hablar de la posibilidad de una sexta ola, que afectará sobre todo a los no vacunados; subirá el número de contagiados y fallecidos, pero el alcance es difícil de pronosticar. Insisten en la necesidad de vacunar a los casi cinco millones de personas mayores de 12 años que todavía no se han vacunado y que no parecen fáciles de convencer; y aconsejan seguir manteniendo las medidas no farmacológicas: higiene, mantenimiento de la distancia de seguridad, ventilación, mascarillas…

LAS MAYORES FORTUNAS DE ESPAÑA.-

Y lo sabíamos, pero la revista Forbes nos lo recuerda, produciéndonos cierto mareo. El hombre más rico de España es Amancio Ortega, fundador y dueño del 60% de Inditex. Tiene un patrimonio de 67.000 millones de euros, 10.000 millones más que el año pasado (este año ha recibido 1.293,6 millones de euros solo por los dividendos que reparte la compañía).

Le sigue, muy de lejos, su hija Sandra Ortega, con un patrimonio de 6.300 millones de euros, 700 más que el año pasado. Los siguientes son Rafael del Pino (presidente de Ferrovial) con 4.100 millones; Juan Roig (presidente de Mercadona) con 3.700; Juan Carlos Escotet (presidente de Abanca) con 2.700; Juan Abelló (Torreal SA) con 2.500, Alicia Koplowitz (Omega Capital) con 2.300; Hortensia Herrero (accionista de Mercadona) con 2.300…

Al parecer, los ricos han superado con éxito la pandemia. Las 100 más grandes fortunas acumulan en conjunto 153.575 millones de euros, un 17% más que en 2020.

PRIVACIÓN MATERIAL SEVERA EN ESPAÑA.-

En 2019 había en España 2,2 millones de personas (el 4,7%) afectadas por una situación de “privación material severa”. Hoy son 3,259 millones (el 7%). Lo dice un informe de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas)

La privación material severa es más acusada en las familias numerosas; la sufren el 15% de ellas.

LAS EMPRESAS HACEN TRAMPA CON LOS ERTE.-

En marzo de 2020, el gobierno puso en marcha los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), una herramienta para paliar la destrucción de empleo y la crisis empresarial ocasionadas por la pandemia.

La Inspección de Trabajo ha detectado en su aplicación 5.703 prácticas fraudulentas cometidas por empresas, por valor de 27 millones de euros; las más frecuentes son obligar a trabajar a empleados incluidos en el ERTE e imponer jornadas superiores a quienes quedan fuera del expediente.

Los ERTE han movilizado fondos públicos por casi 27.000 millones de euros, que han beneficiado con el 70% de su salario a unos 6,6 millones de trabajadores entre abril de 2020 y septiembre de 2021, el tiempo que sus contratos permanecieron suspendidos o recortados. Ello supuso para las empresas un ahorro de unos 35.000 millones de euros: 28,600 en prestaciones salariales y 6.000 en cotizaciones a la Seguridad Social.

INMIGRANTES.-

Nueva crisis de inmigrantes hacinados en un barco frente a las costas italianas, al que, luego de 48 horas de angustiosa espera, las autoridades autorizaron a desembarcar en un muelle de Sicilia. Era el “Sea Eye 4”, de la ONG alemana del mismo nombre, con más de 900 personas rescatadas en el Mediterráneo de varios naufragios. Entre ellos que había al menos 100 mujeres, varias de ellas embarazadas. Las provisiones comenzaban a escasear y el tiempo era adverso.

Otros casi 900 llegaron recientemente a Canarias a bordo de 17 pateras y cayucos.

En los tres primeros trimestres de este año llegaron a nuestras costas 28.729, un 51% más que en el mismo periodo del año anterior, la mitad de ellos a Canarias.

LA CRISIS DE LA SANIDAD PÚBLICA EN ESPAÑA.-

Era evidente que la pandemia haría aumentar las listas de espera en los diversos estamentos de la sanidad pública, pero pocos esperaban que fuera de la envergadura que hemos conocido estos días.

A finales de 2020, según el Ministerio de Sanidad, una persona debía esperar 99 días de media para la primera consulta con el especialista; en el caso de operaciones, la espera media era de 148 días. Había entonces 685.000 pacientes esperando una intervención quirúrgica.

Tras más de una década descapitalizándose, la epidemia ha sometido a la sanidad española a una durísima prueba que la ha dejado exhausta.

La Comunidad de Madrid tiene las cifras más escandalosas. En días recientes hemos conocido que hay 500.366 enfermos esperando una primera consulta con el especialista, 153.304 que esperan una prueba diagnóstica y 95,941 que espera una intervención quirúrgica. Son casi 750.000 personas, cifra sin precedentes desde que hay registros.

Los datos ponen en evidencia el deterioro de la sanidad pública madrileña, tanto en recursos humanos como materiales, con consecuencias graves para muchos pacientes. Mientras tanto, las autoridades madrileñas han tomado la decisión de despedir antes de final de año a 6.000 de los 11.000 sanitarios contratados como “refuerzo Covid”.

El crecimiento de las listas de espera y las demoras en la sanidad pública, favorece la contratación de pólizas de seguros privados. ¿Y los que no pueden pagárselos?

Expertos en salud pública sostienen que el estado del bienestar se resquebraja sin una sanidad pública eficiente, dotada de recursos humanos y materiales suficientes.

LA EPIDEMIA DE LAS MACROGRANJAS.-

España es el país dónde más carne se consume en toda la Unión Europea. La industria cárnica ocupa el primer lugar dentro del sector de la alimentación. Entre 2016 y 2020, la producción aumentó un 16,2% hasta alcanzar un total de 7,5 millones de toneladas. Hay 507.020 explotaciones ganaderas activas (una por cada kilómetro cuadrado), con casi 33 millones de cerdos, la especie animal de mayor consumo. Es la mayor cabaña porcina de la Unión Europea y la tercera del mundo, tras China y Estados Unidos.

En años recientes ha descendido el número de granjas pequeñas y han aumentado las de mayor tamaño. De las 88.437 explotaciones de porcino existentes, el 78% son de ganadería intensiva.

Ya estamos pagando un precio por ello. Las instalaciones de gran capacidad implican muchos animales y, por tanto, muchos desechos. Consumen una ingente cantidad de agua que devuelven al medio en forma de purines, utilizados como fertilizante en terrenos agrícolas. Pero los purines que genera una macrogranja exceden la capacidad de absorción de los terrenos agrícolas aledaños a la explotación, creando un problema de contaminación de los suelos y las aguas subterráneas por nitratos, además del metano, el amoniaco y otros gases de efecto invernadero.

La contaminación de las aguas aumentó en más de un 50% desde 2016 a 2019, y una cuarta parte del territorio nacional es considerado zona vulnerable a esa contaminación. Según la Organización Mundial de la Salud, el 22% de las masas de aguas superficiales y el 23% de las subterráneas en España están contaminadas por nitratos.

Conviene recordar que la agricultura y la ganadería en su conjunto representan en torno al 12% de las emisiones de efecto invernadero en España.

Los datos anteriores son aportados por Greenpeace en un reciente informe, en el que enfatiza la necesidad de afrontar seriamente la cuestión de las macrogranjas, “por su contribución a la crisis climática y la contaminación del agua".

Pese a ello, las Administraciones continúan canalizando millones de euros de dinero público en ayudas a las grandes empresas porcinas cada vez que se produce una caída en la producción o en las exportaciones. Desde el 2000, esas empresas han recibido al menos 40 millones de euros en ayudas.

MESOPOTAMIA SE SECA.-

Mesopotamia, donde la Biblia sitúa el mito de la creación de los seres humanos y el “paraíso terrenal”, sufre actualmente una angustiosa sequía. Así ocurre en el sur de Turquía, en Siria e Irak. Las cuencas del Éufrates y el Tigris han bajado dramáticamente debido a la falta de lluvias (en el último año ha llovido un 20% menos de lo normal), a las políticas hidrográficas de los países de la región y a los conflictos armados.

En algunas partes de la llanura de Anatolia la tierra se resquebraja e incluso se hunde, al haberse secado los acuíferos subterráneos. Miles de peces se mueren en las marismas; los canales, otrora navegables, están ahora semisecos; centrales eléctricas al norte de Siria han dejado de funcionar por falta de agua que mueva sus turbinas; la producción agrícola ha caído en picado y la falta de agua ha provocado un incremento de las enfermedades; mucha gente no puede producir y se está gastando buena parte de sus ingresos en comprar agua potable…

Organizaciones humanitarias han alertado de que “12 millones de personas en Siria e Irak están perdiendo el acceso al agua, al alimento y a la electricidad”.

Load More