OTRAS NOTICIAS (229)

20 de Julio de 2022

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser, VientoSur, Contrainformación.es, Rebelion.or

50 AÑOS DE LA NIÑA DEL NAPALM

La foto estremeció al mundo. Cinco niños con sus rostros desencajados corrían huyendo del horror del bombardeo con nápalm; una de ellos, de nueve años, era Kim Phuc, que aparecía desnuda en la foto; les seguían un grupo de soldados. La foto fue tomada por Huynh Cong Út, un fotógrafo vietnamita de veintiún años. Hace de eso 50 años.

El napalm genera temperaturas de 800 a 1.000 grados; hace arder hasta el acero de las armas; provoca quemaduras espantosas y deja un dolor para toda la vida.

El impacto fue tremendo en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos, donde vino a confirmar que su ejército rociaba en forma sistemática con napalm a todo un pueblo en nombre de la libertad y la democracia, destruyendo un país y matando a sus gentes. El movimiento antibélico encontró un nuevo argumento para esgrimir en la calle.

La guerra tardaría unos años más en acabarse. La generalización de los bombardeos con napalm, fosforo blanco, agente naranja y todo tipo de bombas convirtió a Vietnam en el país más bombardeado de la historia. Sobre él cayó una cantidad de bombas tres veces superior a todas las bombas utilizadas en la Segunda Guerra Mundial, además de ser castigado por 6.000 millones de kilos de proyectiles de artillería y 70 millones de litros de herbicidas.

Aquella guerra dejaría al menos tres millones de civiles y 1,1 millones de soldados vietnamitas muertos, además de 600.000 heridos y millones de inválidos. También murieron 58.159 militares norteamericanos. Más de un millón de mujeres fueron prostituidas por las tropas de ocupación estadounidenses.

La “niña del napalm” y el fotógrafo sobrevivieron a la guerra. Kim Phuc hubo de sufrir 17 operaciones de injertos de piel, entre otras muchas cirugías. El 30% de su cuerpo quedó marcado por el napalm para siempre. Aún hoy sufre de inmovilidad en su brazo izquierdo y rigidez en la mano izquierda.

Vietnam quedó como el paradigma de las guerras de agresión de Estados Unidos. Y dejó claro de lo que es capaz el imperio cuando se ve amenazado. Cientos de miles de africanos y asiáticos lo han experimentado desde entonces.

EL PRECIO DE LOS COMBUSTIBLES

En 2008, el barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, llegó a cotizarse a 140 dólares por barril, y en las gasolineras pagábamos en torno a 1,30 ó 1,50 euros el litro del diésel y la gasolina. Ahora el barril de petróleo está en torno a 130 dólares el barril, y pagamos en torno a 2,15. En lo que va de año, pagamos un 34% más. ¿Por qué?

Las sanciones de los estados de la OTAN contra Rusia (no comprar petróleo a Rusia, tercer productor mundial) han hecho que la demanda mundial de petróleo haya aumentado. La Organización de Países Exportadores de Petróleo ha limitado los niveles de producción a 400.000 barriles diarios, para mantener el precio estable y con tendencia al alza. Al no subir la oferta, se produce un incremento en los precios de la gasolina y el diésel.

Otro factor que explica la subida es la moneda de pago. El barril de petróleo se paga en dólares. En 2008 un euro valía 1,60 dólares, pero en las últimas semanas se ha devaluado, al punto de llegar prácticamente a la paridad (un euro = un dólar); el barril que hace 14 años costaba 88 euros cuesta ahora 130.

En cualquier caso, es más que evidente que las grandes petroleras han aprovechado la guerra de Ucrania para aumentar los precios y que hacen lo propio las distribuidoras (Repsol, Cepsa, BP, Shell, etc.).

Por otro lado, está el tema de los impuestos. En España, el IVA sobre los carburantes es del 21%, y pagamos en torno a 43 céntimos de euro por cada litro de combustible en concepto de Impuesto Especial sobre los Hidrocarburos, además de otros impuestos menores. De lo que pagamos en la gasolinera, entre el 30 y el 35% corresponde al combustible, entre el 12 y el 15% a los costos de distribución, y entre el 50 y el 55% en impuestos. En otras palabras, lo que más influye en el precio del combustible son los impuestos.

Algunos países han intentado minimizar los efectos del alto precio de los combustibles sobre los ciudadanos y las empresas. El gobierno español decidió aplicar un descuento directo de 20 céntimos por cada litro repostado.

¿QUÉ QUIERE LA OTAN EN ÁFRICA?

El “concepto estratégico” elaborado durante la Cumbre de la OTAN en Madrid considera al Sahel (esa franja horizontal entre el sur del Sahara y el norte del África subsahariana, que abarca Senegal, Gambia, Mauritania, Guinea, Malí, Burkina Faso, Níger, Chad, Camerún y Nigeria) como “área de interés estratégico”. En varios de esos países hay una fuerte presencia de grupos terroristas islámicos, que en su origen fueron bendecidos por Estados Unidos y Arabia Saudí pero que ahora han dejado de ser aliados y se han convertido en parientes incómodos.

Ninguno de los miembros de la OTAN piensa que las potencias coloniales (Francia, Alemania, Italia, Reino Unido…) hayan tenido algo que ver en la fragilidad, inestabilidad y enormes problemas de los países africanos, que en algunos casos tienen manifestaciones violentas, como ocurre con el terrorismo.

La mayoría de esos problemas tienen profundas raíces en elementos sociales, políticos y económicos, ante los que poco podrá hacer la maquinaria militar de la OTAN, que no está interesada en mejorar las condiciones de bienestar y seguridad de quienes allí viven.

El combate a los grupos terroristas puede ser un buen pretexto para intervenir directamente en la zona, fortalecer su presencia en África y cerrar el paso a la expansión comercial, política y militar de Rusia y China en el Continente, que se ha incrementado en los últimos años. El Sahel puede ser el escenario de otro conflicto entre la OTAN y China/Rusia.

Por ahora, cabe esperar una mayor ayuda militar a los gobiernos locales para mantenerlos en su perpetuo estado de servidumbre y controlar la migración hacia Europa. ¿Qué otra cosa puede esperarse de quienes destrozaron Libia, Irak, Siria o Afganistán?

TIGRAY: UNA GUERRA OLVIDADA

No es Ucrania, y está muy lejos de Europa y mucho más de Estados Unidos. Es Tigray, en Etiopía. Un conflicto que no interesa aquí, como cada vez parecen interesar menos los de Yemen, Siria, Sahara, Palestina, Somalia…

Hace casi dos años, el ejército de Etiopía lanzaba una gran ofensiva contra el territorio de Tigray, al norte del país, poblado por unos seis millones de personas, por un supuesto ataque (nunca confirmado) del Frente de Liberación Popular de Tigray), a una base militar. Al parecer, el gobierno etíope intentaba centralizar el país, rompiendo la fórmula del federalismo democrático que había funcionado en el país.

Desde entonces se calcula que han muerto más de medio millón de civiles (en Ucrania han muerto unos 4.700 civiles, según la ONU) y han sido desplazados más de 2,5 millones.

El conflicto aún sigue, con un enorme drama humanitario, al punto que unos 13 millones de personas necesitan ayuda alimentaria. Las fuerzas etíopes siguen bloqueando el acceso a los necesitados de la región de Tigray.

Pasados 20 meses, los gobiernos de Occidente se han abstenido de utilizar los términos “genocidio” y ”crímenes contra la humanidad” para describir lo que Etiopía está haciendo contra Tigray; más aún, continúan prestando apoyo diplomático al gobierno etíope.

GOLPISTAS DE PROFESIÓN

Reconoció haber "ayudado" a planear golpes de Estado en distintos países. Para derrocar a un gobierno y tomar el poder de un país "se necesita mucho trabajo", dijo. Y se quedó tan pancho… Se llama John Bolton, un republicano exasesor de Seguridad de la Presidencia de Estados unidos, que tampoco se ruborizó al reconocer que Estados Unidos intentó dar un golpe de estado en Venezuela en 2019.

Ya lo sabíamos, pero la confesión de parte nos deja estupefactos. Es un reconocimiento del modus operandi de la política exterior estadounidense ente los regímenes que no les gustan. En los presupuestos de Estados Unidos aparecen las partidas destinadas a tumbar gobiernos y cambiarlos por otros que le sean favorables. Los que sí les gustan gozan de todo apoyo, aunque sean asesinos. En esos casos su política se rige por aquella frase de "es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

PANDEMIA Y CAMAS HOSPITALARIAS EN ESPAÑA

Los indicadores del Covid-19 han sido más favorables esta semana. La incidencia acumulada a 14 días es ahora de 1.018 casos por cada 100.000 habitantes, y la tasa de camas hospitalarias ocupadas por enfermos de Covid es del 9,64%, que sigue siendo una tasa alta y casi duplica la de hace un mes. La cifra global de muertos se eleve a 109.642 personas; en la última semana el promedio de fallecidos diariamente ha sido superior a 50.

Pese a esa situación, los hospitales españoles tendrán este verano 8.594 camas menos que en el resto del año. Es tiempo de vacaciones y el personal sanitario de los hospitales no será sustituido mientras disfruta de su descanso. La Comunidad de Madrid es la que más camas cierra (1.800), seguida por Andalucía y Cataluña. A ello se agrega la suspensión de miles de miles de consultas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas.

LA “MAREA BLANCA”

Desde hace años defiende en la calle la sanidad pública y denuncia las políticas privatizadoras. Es la “Marea Blanca”. En las semanas recientes ha pedido la reapertura de los 37 Servicios de Urgencia de Atención Primaria cerrados en la Comunidad de Madrid; ha rechazado la decisión de la Comunidad de adjudicar responsabilidades médicas al personal de enfermería cuando en un centro no haya médico; ha exigido el levantamiento de la sanción a la doctora Mar Noguerol, luchadora por la sanidad pública que fue injustamente suspendida de empleo y sueldo por la Comunidad durante 10 meses.

La “marea” ha informado que actualmente hay en la Comunidad de Madrid 91.000 personas en lista de espera de cirugía, 578.539 pendientes de consulta externa y 173.553 esperando pruebas diagnósticas… Y ha denunciado la sobresaturación de las urgencias en los hospitales.

Todo ello, dice, se enmarca en el “desmantelamiento” de la sanidad pública que la Comunidad de Madrid viene aplicando desde hace más de dos décadas.

CALOR, MUERTES E INCENDIOS

Dos grandes olas de calor intenso seguidas han afectado a nuestra salud y a nuestros ecosistemas. El Ministerio de Sanidad informa que han fallecido 679 personas entre el 10 y el 17 de julio debido al calor, de las que dos terceras partes tenían más de 85 años. Han ocurrido decenas de incendios (muchos siguen activos a la hora de redactar esta nota), que han arrasado más de 70.000 hectáreas.

Alguna investigación señala que las muertes ocasionadas por el calor afectan más a los sectores de rentas más bajas.

Las temperaturas extremas e inusuales también están afectando a otros países europeos, en los que de igual manera proliferan los incendios.

Los expertos dicen que es apenas una pequeña muestra de lo que nos espera en el futuro próximo. Lo que ahora es anómalo, en breve será la nueva normalidad. La Organización Meteorológica Mundial, de la ONU, advierte que las olas de calor se alargarán al menos hasta el 2060, debido al calentamiento del planeta.

POR LA REGULARIZACIÓN DE LOS INMIGRANTES

Organizaciones y colectivos sociales han recogido más de 300.000 firmas para presentar al Congreso una Iniciativa Legislativa Popular para la regularización extraordinaria de unos 500.000 migrantes que se encuentran en situación administrativa irregular en España. Necesitan llegar a 500.000 firmas.

En los últimos 25 años se han producido nueve regularizaciones, durante gobiernos del Partido Popular y del Partido Socialista Obrero Español.