OTRAS NOTICIAS (212)

22 de Marzo de 2022

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

LAS GUERRAS, MÁS ALLA DE UCRANIA.-

No es solo Ucrania. Hay al menos otros 20 países, todos ellos alejados de estados Unidos y de Europa, donde la guerra abierta es parte de la cotidianeidad, con cientos de miles de muertos y millones de desplazados y refugiados.

Hablamos de Camerún, Etiopía, Mali, Mozambique, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Filipinas, Myanmar, Irak, Siria, Yemen…

Y luego está la guerra de las desigualdades, una violencia económica que nace de las decisiones legislativas y políticas diseñadas para favorecer a las personas más ricas y poderosas y perjudicar directamente a la mayoría de la población mundial. Mientras la riqueza de los 10 hombres más ricos se ha duplicado durante la pandemia, los ingresos del 99 % de la humanidad se han deteriorado. Esas desigualdades contribuyen a la muerte de al menos 21.300 personas cada día en el mundo.

NUESTROS OLIGARCAS.-

Las empresas del Ibex-35 (las más grandes de España) obtuvieron en conjunto beneficios por 58.500 millones de euros en 2021, superando los beneficios de los años anteriores a la pandemia.

Los mayores beneficios se los llevaron ArcelorMittal (13.468 millones), Telefónica (8.137) y el Banco de Santander (8.124). Otras seis compañías superaron los 2.000 euros en beneficios: Caixabank, BBVA, Iberdrola, Inditex, ACS y Repsol.

Por sectores destacan las ganancias de los cinco grandes bancos españoles (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Bankinter) con casi 20.000 millones de beneficios, y las grandes energéticas (Iberdrola, Endesa, Repsol, Red Eléctrica, Enagás y Naturgy), con más de 10.000 millones.

Los altos ejecutivos de esas empresas cobraron hasta 560 veces más que sus empleados medios. Los consejeros presidentes y delegados se subieron el sueldo en un 22,9% de media, mientras que los sueldos del trabajador medio registraron un alza del 3,9%.

PANDEMIA.-

Ya son 455 millones los casos confirmados de COVID en el mundo, y los fallecidos más de seis millones. Los contagios están de nuevo a la alza.

EnEspaña la incidencia acumulada a 14 días sigue estancada: 436 casos por cada 100.000 habitantes (hace dos semanas era de 443).

El total de contagiados asciende a 11.378.784 y el de fallecidos a 102.053.

La tasa de ocupación hospitalaria se mantiene en un nivel aceptable (3,6%), al igual que la de UCI (6%)

El 84,3% de la población adulta ha recibido la pauta completa de vacunación, y el 87% tiene al menos una dosis; el 51,3% ha recibido una dosis de refuerzo. Entre los niños de 5 a 12 años, el 32,3% tiene la pauta completa y el 52,5% una dosis.

La Organización Mundial de la Salud advierte que el final de la pandemia “aún está muy lejos” y recomienda prudencia.

COLOMBIA: Y LA REPRESIÓN SIGUE.-

Durante 2021 ocurrieron en Colombia 78 masacres con un total de 292 víctimas, y además fueron asesinados 54 excombatientes desmovilizados y 100 defensores de derechos humanos, de acuerdo a cifras de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia.

La mayoría de los hechos violentos son atribuidos a los grupos paramilitares que actúan en connivencia con el ejército.

Las cifras con las más altas desde 2014, cuando aún no se había firmado la paz ente el gobierno y la insurgencia.

MADRID: LOS POBRES QUE NO SE VEN.

En los dos años de pandemia el número de personas en situación de exclusión social en la Comunidad de Madrid ha aumentado en 370.000 (un 5%), y ahora suman ya 1.5 millones (el 22% de la población), según un informe de Caritas Española. Son cinco puntos porcentuales más que antes de la pandemia. Las personas en exclusión severa alcanzan los 800.000.

El 20% más rico de los madrileños han aumentado un 18% sus ingresos, mientras el 20% de los más pobres han perdido un 22%.

El portavoz del gobierno regional, Enrique Osorio (del Partido Popular), preguntado al respecto, miró al suelo despectivamente mientras decía “¿dónde están los pobres?”, gesto ampliamente criticado por las organizaciones sociales y los medios.

En el ejercicio económico anterior, la Comunidad de Madrid dejó sin gastar 32,4 millones del presupuesto destinado a paliar la exclusión social.

El concepto de exclusión social no se limita solamente a las carencias materiales (techo, alimento, salud, educación, trabajo…); incluye también otras dimensiones como la carencia de oportunidades, la vulnerabilidad, la ruptura de estructuras humanas, familiares y comunitarias, la estigmatización por ser quienes son y por vivir como viven, la falta de dignidad…

Para ser pobre o estar en riesgo de exclusión social no hace falta vivir en la calle, dormir en las aceras o mendigar a la puerta del súper. Es suficiente con tener un trabajo precario que no permita hacer frente a las necesidades básicas. El 12% de los trabajadores madrileños sufren esa situación.

Pero eso es difícil de percibir cuando se ve el mundo desde un vehículo oficial, cuando se tiene un sueldo de 107.000 euros al año, cuando se es propietario con el 75% de una casa valorada en 417.000 euros y cuando se tiene más de un millón de euros en un fondo de inversión, como es el caso del citado portavoz. 

REPÚBLICA DOMINICANA TAMBIÉN CONSTRUYE SU MURO.-

Nos pareció una broma cuando oímos hablar de ello hace un año. Pero iba en serio. El gobierno de la República Dominicana, presidido por el empresario Luis Abinader, ha iniciado la construcción de un muro de 160 kilómetros de extensión en su frontera con Haití.

Ambos países comparten la isla caribeña de La Española. República Dominicana tiene 10,5 millones de habitantes, de los cuales 500.000 son haitianos, que históricamente han huido de la miseria y la inestabilidad de su país e históricamente son sometidos a una persecución permanente, con deportaciones masivas de indocumentados e impedimentos a migrantes legales para renovar documentos o alquilar una vivienda.

El gobierno dominicano ha explicado que se trata de frenar la migración irregular de haitianos y el contrabando de mercancías, pero la gente ha interpretado el hecho como muestra de xenofobia y racismo del gobierno dominicano.

En nueve meses estará terminada la primera fase de la construcción, a un costo de 30.8 millones de dólares.

ESE ROBO LLAMADO FRAUDE FISCAL.-

España cuenta con 53 personas por cada 100.000 habitantes trabajando contra el fraude fiscal, mientras la media europea es de 86 por 100.000. Es el penúltimo país de los 27 de la Unión Europea.

Hablar de fraude fiscal es hablar de las conductas ilícitas de personas o empresas que ocultan u omiten ingresos y bienes a las administraciones tributarias, con la consecuente baja en los ingresos de éstas.

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda estima en 91.600 millones de euros las pérdidas anuales para las arcas públicas en España por culpa de un fraude fiscal (60.600 millones por impuestos evadidos y 31.000 millones por cuotas defraudadas a la Seguridad Social.

En julio pasado fue aprobada una ley para la Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, que fijaba seis meses para que el gobierno adoptara la normativa necesaria, pero ésta no se ha producido.

Los técnicos de Hacienda dicen que la Agencia Tributaria debería aumentar sus efectivos entre 15.000 y 17.500 efectivos para perseguir con éxito el fraude fiscal, sobre todo en el caso de los grandes delincuentes fiscales, que son las grandes empresas y fortunas.

DE REFUGIADOS Y MIGRANTES.-

Una semana después de activarse los mecanismos del caso, 7.571 refugiados de la guerra en Ucrania han obtenido sus permisos de residencia y trabajo en España, según datos del Ministerio del Interior.

En lo que va de año han fallecido o desaparecido 215 personas en el Mediterráneo Central, cuando intentaban llegar a Europa en precarias embarcaciones; más de la mitad de las muertes ocurren frente a las costas de Libia. Allí también los guardacostas (pagados con dinero de la Unión Europea y bajo sospecha por sus supuestos vínculos con las mafias que se dedican a la trata de personas) han capturado al menos a 3.091 personas, 117 de ellas menores, que han sido devueltas al mismo país.

En España unas 500.000 personas viven en forma irregular, a la espera de que el gobierno resuelva sus permisos de residencia. Esa irregularidad constituye un poderoso factor de vulnerabilidad. Una de cada tres de esas personas está en riesgo de exclusión social severa. La regularización sería beneficiosa para ellos, pero también para el conjunto de la sociedad, ya que cada uno aportaría unos 3.500 euros por año por el impuesto sobre la renta y la cotización a la Seguridad Social.

OBESIDAD Y SOBREPESO INFANTIL.-

El 40,6% de los niños españoles entre seis y nueve años tienen sobrepeso y obesidad; también el 20% de los adolescentes. Son datos del Instituto Nacional de Estadística. Somos el cuarto país europeo con mayor prevalencia de obesidad infantil.

En la obesidad infantil hunden sus raíces enfermedades que aparecen en la edad adulta, como diabetes, enfermedades cardiovasculares, algunos cánceres…

Hay en ello un componente social y económico. La obesidad y el exceso de peso afecta más a las familias más humildes, con menos renta. Las familias más humildes acuden a establecimientos de comida rápida más a menudo que las más acomodadas; los niños más humildes consumen más golosinas que los acomodados. Los padres que crían a sus hijos en la pobreza constanremente tienen que decir “no” a sus hijos (a las deportivas Nike, al viaje a Disneylandia…), y la comida basura es una de las pocas ocasiones en que pueden decir “sí”; y ahí entran la bollería grasienta, las bebidas súperazucaradas, las golosinas cargadas de colorantes y edulcorantes… Nestlé, la mayor compañía alimentaria del mundo, ha reconocido que el 63% de sus productos no son saludables.

Otro factor es el ejercicio físico, que también requiere gasto. Los niños pobres tienen que conformarse con correr por la calle o jugar al fútbol en cualquier descampado. De hecho, solo el 37% de los niños realiza una hora de actividad física diaria, como recomienda la OMS.