OTRAS NOTICIAS (156)

22 de Febrero de 2021

 

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

COVID-19: ESPERANZA.-

El retroceso del coronavirus se confirma en todo el mundo. El 4 de enero se produjeron más de cinco millones de positivos nuevos; ahora se producen al día 2,7 millones. También descienden las hospitalizaciones y los fallecidos. A pesar de los 111.373.620 contagiados y los 2.466.444 fallecidos.

En España, los contagiados totales suman ya 3.153.971 y los fallecidos 67.636. Pero se confirma la tendencia a la mejoría: La incidencia acumulada a 14 días ha descendido a 252 casos por cada 100.000 habitantes (hace tres semanas era de 866); la tasa de ocupación de camas hospitalarias es del 12% (era del 25%) y la de UCI del 33% (era del 45%). El número de fallecidos oscila entre 100 y 200 diarios. Ya han sido administradas 3.090.351dosis de vacunas, y 1.197.061 de personas han sido inmunizadas (han recibido las dos dosis). En las últimas semanas las muertes de ancianos en residencias han pasado de ser entre el 50 y el 60% del del total al 30% (desde que empezó la pandemia, han muerto 32.555 ancianos).

La incidencia acumulada sigue marcando “riesgo extremo” (el umbral está en 250 por 100.000). La situación sigue siendo grave, y el gobierno pide no bajar la guardia. sgo de aumento de las infecciones es elevado.

Recientemente los países ricos se comprometieron a destinar más de 6.000 millones de euros en vacunas para los países pobres, pero las dosis no llegarán allá hasta que la mayoría de los ciudadanos de los países ricos nos hayamos inmunizado.

LA PANDEMIA Y LA POLÍTICA NEOLIBERAL.-

La pandemia nos ha hecho caer en la cuenta de que el progreso tecnoeconómico propugnado por el neoliberalismo no es el verdadero desarrollo humano ni garantiza el bienestar social. Las bacterias y los virus mutan sin cesar y se hacen resistentes a antibióticos, antivirales y vacunas. El avance técnico no es capaz de suprimir la debilidad humana ante el dolor y la muerte. Queramos o no, compartimos nuestro destino con el destino bioecológico del Planeta.

Ecologistas, científicos y epidemiólogos han indicado que los ataques a la biodiversidad y la deforestación han favorecido la emergencia y expansión del virus. La propagación de los virus está ligada a la agricultura industrial masiva y, especialmente, a la industrialización de la ganadería. La frecuencia de las epidemias puede aumentar si no frenamos ese macronegocio agrario.

La política neoliberal aplicada a los servicios públicos, en su obsesión por favorecer al capital en detrimento del servicio a la gente, la llevado al debilitamiento del sistema sanitario, que se ha mostrado incapaz ante la avalancha del virus. El sistema farmacéutico a nivel mundial está dominado por fuertes intereses obsesionados por un desenfrenado afán de lucro, como hemos visto en la carrera por las vacunas.

Ahora se multiplican las voces que piden una nueva política que priorice la salud y los cuidados, desvinculándolos del negocio… Pero ¡atención! Los poderosos presionan a los gobiernos para volver al “orden” anterior. Los poderes económicos y financieros ya están anunciando tiempos apocalípticos de restricciones y dificultades para convencernos de que debemos aceptar los enormes sacrificios que a ellos les harán más ricos.

TÁNGER, OTRA VEZ LAS TEXTILES.-

Al menos 26 trabajadores, en su mayoría mujeres, murieron hace unos días en una fábrica textil clandestina en la ciudad de Tánger, Marruecos, debido a la precariedad de unas instalaciones que albergaban en la planta baja de una vivienda a casi 40 personas; las fuertes lluvias provocaron un cortocircuito que electrocutó a los trabajadores.

El hecho nos ha hecho recordar la catástrofe ocurrida en Bangladés en 2013, cuando más de 1.100 personas, en su mayoría mujeres, murieron al desplomarse el edificio “Rana Plaza”, que albergaba varios talleres textiles.

La industria textil se ha consolidado en los últimos años en Marruecos, hasta representar más del 25% las exportaciones, destinadas en su mayoría a Europa. Allí se fabrican buena parte de la ropa que venden Cortefied, El Corte Inglés, Zara, Mango y otras

La deslocalización ha llevado al sector textil a instalarse en territorios donde goza de impunidad fiscal y jurídica. Es una industria que sitúa en la semiesclavitud a las mujeres en situación de miseria social. En Marruecos, los trabajadores textiles perciben salarios de entre 100 y 130 euros al mes.

FALSOS AUTÓNOMOS

Es un escándalo que todo el mundo conoce. Los contratan, pero sin contrato. Son los “falsos autónomos”. Ellos ponen su bici o su moto y se pagan la Seguridad Social. Son unos 30.000 en toda España y trabajan como repartidores a domicilio de las plataformas digitales de reparto (Glovo, Deliveroo, Kust Eat, Über Eats…).

El gobierno estima que esas empresas se ahorran al año unos 197 millones de euros eludiendo nóminas y pagos a la Seguridad Social.

En los últimos meses/años se han producido 41 resoluciones judiciales, incluida una del Tribunal Supremo, que califican a esos repartidores como falsos autónomos y que establece la obligación de las empresas a asumirlos como asalariados.

El sistema de repartidores a domicilio (“riders”) cobija mecanismos de corrupción laboral. Algunos repartidores encuentran otro trabajo pero mantienen su “cuenta” en la plataforma, que alquilan a otra persona (con frecuencia migrantes sin permiso de residencia). Algunos “riders” están dados de alta en varias plataformas, y se dedican a alquilar sus cuentas, por las que cobran entre el 60 y el 70% de las ganancias del repartidor real… La escasez de fuentes de empleo y la precariedad de la gente facilita todo tipo de engaños y estafas.

El gobierno prepara una ley para regularizar la situación de esos trabajadores, para que dejen de ser autónomos o “emprendedores” y sean contratados por las empresas como asalariados y dados de alta en la Seguridad Social.

Pero… la ley no alcanzará a casi 600.000 trabajadores de otras plataformas digitales, como los conductores de Uber, los abogados de Legálitas, los jornaleros digitales de Amazon, las trabajadoras de servicios de limpieza… que están en situación similar a la de los repartidores. ¿Significará la próxima ley una puerta abierta para que también ellos pasen a ser asalariados?

España tiene la tasa más alta de trabajadores en plataformas digitales de toda Europa, un 2,6% de su población activa.

COLOMBIA: CUANDO LA MUERTE CAMPEA.-

Ya suman 421 los líderes comunales, sociales, indígenas o defensores de derechos humanos que han sido asesinados en Colombia en los pasados cuatro años, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. La Defensoría del Pueblo (organismo colombiano) eleva esa cifra a más de 700.

Los hechos ocurren fundamentalmente en zonas aisladas, que, al ser abandonadas por los guerrilleros tras la firma de la paz en 2015, fueron ocupadas por bandas criminales y paramilitares dedicados al narcotráfico, la minería y la tala ilegal de bosques, con frecuencia en connivencia con las autoridades, y que obligan a la población campesina a trabajar para ellos.

Sólo en 59 casos se ha llegado a condenas; y, de éstas, sólo el 10% han recaído sobre los autores intelectuales. La mayoría de las sentencias son contra los sicarios, que fácilmente pueden ser sustituidos.

Por otro lado, el ejército mató a 6.402 civiles entre 2002 y 2008, según la Jurisdicción Especial para la Paz, una instancia creada por los acuerdos de paz el año 2015. El ejército asesinaba a civiles y los presentaba como guerrilleros muertos en combate.

LESBOS: SIGUEN ALLÍ.-

Cuando en septiembre pasado se incendió el campo de Moria, los refugiados pensaron que quizá mejoraría su suerte. Pero solo los trasladaron a Kara Tepe, otro “campo de internamiento” no muy diferente, donde entre las vallas y alambres que delimitan el campo donde se alojan más de 7.000 solicitantes de asilo, entre ellos 2.500 niños, casi a la intemperie, en tiendas de campaña improvisadas, víctimas (también) del frío, el viento y la lluvia. Un caldo de cultivo para enfermedades mentales y tendencias suicidas.

Una situación similar se da en Samos, donde unas 3.500 personas están hacinadas en un centro pensado para 648.

Pasan los meses y ellos esperan que alguien les comunique si serán beneficiarios de protección internacional, mientras hacen frente, con pocos recursos y mucha voluntad, a los problemas y la indiferencia.

MYANMAR: LA GENTE RESISTE, LOS MILITARES DISPARAN.-

Al menos tres personas han sido abatidas por disparos de fusil, y varias más heridas, mientras participaban en las protestas contra el golpe de Estado dado por el ejército el pasado 1 de febrero, que se han extendido por todo el país.

Las protestas han adquirido ya las características de un movimiento de desobediencia civil, mientras los militares utilizan munición real, balas de goma, bombas de gas lacrimógeno y otros proyectiles metálicos contra la población manifestante.

AUMENTAN LOS MUERTOS EN ACCIDENTES LABORALES.-

Luis Víctor Gualotuña, ecuatoriano, 55 años. Desmontaba un andamio en la obra donde trabajaba sin contrato y sin arnés, en Alboraia, Valencia. Cayó al suelo desde una altura de seis metros. El dueño de la empresa, ausente del lugar del hecho, ordenó telefónicamente que no avisaran a Emergencias. Cuando él llegó a la obra, unos 45 minutos después, lo llevó en su furgoneta a urgencias, lo dejó en la puerta y se marchó. Las graves lesiones internas le causaron la muerte a los pocos minutos de llegar al hospital, al haberle perforado el pulmón una de sus costillas fracturadas.

Por otro lado, en 2020 fallecieron en España 708 personas por accidentes laborales (19 más que el año anterior). Los sindicatos dicen que el aumento se debe a una relajación en las medidas de seguridad y prevención en las empresas, y exigen cambios legales (entre ellos, la derogación de las reformas laborales que precarizan el empleo) y más actuaciones de la inspección de trabajo y de la fiscalía.

¿Qué es la violencia? ¿Qué el terrorismo? ¿Qué el Estado de Derecho?

REMUNICIPALIZACIÓN DE SERVICIOS.-

Después de años de privatización, algunos ayuntamientos han iniciado en años recientes un proceso de remunicipalización de servicios como el agua, la recogida de basuras, la jardinería urbana, la gestión y poda del arbolado, servicios funerarios o de playas, etc. En la última década se han recuperado un centenar de servicios públicos en casi 70 municipios de todo el país

El debate es permanente: ¿Qué modelo es más eficiente y barato, la privatización o la municipalización?

La mayoría de los casos, como es el de la remunicipalización de la gestión de residuos de Huesca, demuestran que este modelo es más eficiente y rentable, y que ha sido beneficioso para los salarios de los trabajadores. No parece que haya ningún misterio en ello, toda vez que los beneficios no van a manos privadas para remunerar a los accionistas de la empresa, sino a mejorar el servicio y las retribuciones de los trabajadores.

PERCEPCIONES DINERARIAS DE RESPONSABLES DE ACCIONA.-

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, percibió el pasado año una remuneración de 35,3 millones de euros brutos, incluyendo salario, retribuciones variables, plan de pensiones, acciones y un bonus por cumplimiento de objetivos entre 2014 y 2019; mejoró en un 16,5% su retribución del año anterior.

Su primo y vicepresidente de la empresa, Juan Ignacio Entrecanales, percibió 19,4 millones por los mismos conceptos.

Acciona es uno de los principales grupos empresariales de construcción y servicios.

BANCOS QUE DEJAN DE FINANCIAR EXPLOTACIÓN PETROLERA.-

BNP Paribas, Credit Suisse e ING, tres de los bancos más importantes del mundo, han decidido dejar de financiar el comercio de petróleo amazónico, que ha contribuido a la desaparición de pueblos indígenas.

Las organizaciones medioambientales Amazon Watch y Stand.Earth habían denunciado que las tres entidades bancarias eran responsables de más del 50% del financiamiento del comercio del petróleo amazónico en la última década, desde la selva ecuatoriana hacia las refinerías en Estados Unidos

En las Cuencas Sagradas de la Amazonía entre Ecuador y Perú viven medio millón de indígenas de 20 nacionalidades, que desde 1970 sufren el impacto directo de constantes derrames de crudo, que quedan en la impunidad porque las empresas quedan respaldadas por los Estados.

Las ONG piden ahora al resto de bancos que cambien la financiación de la extracción de petróleo por la inversión en alternativas económicas sostenibles para estas comunidades.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.

Acepto las 'cookies' de este sitio Más Información