OTRAS NOTICIAS (194)

15 de Noviembre de 2021

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser.

LA PANDEMIA.-

La alarma se extiende de nuevo por toda Europa. La semana pasada se registró el mayor número de contagios desde el inicio de la pandemia (casi dos millones). Varios países tienen ahora sus máximos históricos de positivos. Alemania ha llegado a tener 50.000 contagiados en un día. La incidencia acumulada a 14 días es de 1.545 casos por 100.000 habitantes en Letonia, 965 en Bélgica, 870 en Reino Unido, 723 en los Países Bajos, 406 en Alemania… La Organización Mundial de la Salud pronostica que, de mantenerse la tendencia, medio millón de europeos podrían morir de aquí a febrero de 2022.

La situación se atribuye a que, pese a las altas tasas de vacunación, las medidas restrictivas son muy laxas y se han relajado las medidas de prevención básicas, además de la situación invernal que favorece la expansión del virus. De todos modos, el número de fallecidos es menor que en las olas anteriores, y es más numeroso en los países con menores tasas de vacunación. 

Las restricciones regresan en varios países: Confinamiento para no vacunados, toques de queda, cierres de la hostelería, exigencia de “pase sanitario” (certificado de vacunación, prueba PCR o acreditación de haber pasado el COVID) en lugares públicos (bares, restaurantes, discotecas, piscinas, gimnasios…), limitaciones de movilidad, restricciones para las reuniones o eventos… En algunos países se estudia establecer la obligatoriedad de la vacuna a ciertos grupos sociales.

Los expertos advierten sobre la relación entre vacunación y aparición de nuevas cepas de COVID. A mayor tasa de vacunación, menor riesgo de que aparezcan variantes. Las mutaciones del virus solo se frenarán cuando la vacunación esté ampliamente desarrollada en todos los países del mundo. Hay países que aún no han alcanzado ni el 1% de la vacunación: Haití (0,34%), República Democrática del Congo (0,4%), Sudán (0,49%), Camerún (0,6%), Uganda (0,88%), Yemen (0,71%) o Madagascar (0,65%). En varios más los vacunados no llegan al 5%: Nigeria (1,46%), Somalia (1,93%), Ghana (2,63%), Kenia (3,3%) o Gabón (4,4%)…

No es razonable ni ético aplicar terceras dosis a adultos sanos o vacunar a los niños, mientras los trabajadores de la salud y otros grupos de alto riesgo en muchos países esperando aún su primera dosis.

(Mientras tanto, la Comunidad de Madrid ha tirado a la basura 117.977 vacunas que caducaron en sus frigoríficos…).

EN ESPAÑA.-

En España también repuntan los casos, aunque no con la intensidad de otros países europeos. La incidencia acumulada a 14 días es ya de 82 casos por 100.000 habitantes, aunque en algunas Comunidades y se superan los 150 casos, lo que implica estar en riesgo alto de contagio.

La situación hospitalaria es buena, con una tasa de hospitalización por COVID-19 del 1,8% y de 4,6% en las UCI.

El total de contagiados es de 5.047.156, y el de fallecidos de 87.716.

37,5 millones de personas tienen ya la pauta completa de vacunación (el 89% de la población mayor de 12 años), y 38,1 millones han recibido al menos una dosis (el 90,5%).

Los expertos esperan que la incidencia siga subiendo a medida que avanza el invierno. Algunos dicen que la sexta ola ya está aquí o está muy próxima (no podríamos ser la excepción de Europa), aunque descartan que sea tan devastadora como las tres primeras. Advierten que las vacunas son muy efectivas previniendo casos graves y mortalidad, pero que no pueden frenar completamente los contagios. Por eso insisten en la necesidad de convencer a quienes aún no han recibido la vacuna y a seguir las medidas no farmacológicas: uso de mascarillas, distancia de seguridad, higiene, ventilación en espacios cerrados…

Algunas comunidades autónomas ya han decidido exigir el “pasaporte covid" para acceder a lugares públicos cerrados, y estudian otras restricciones.

EL MURO POLACO Y LOS OTROS MUROS.-

El gobierno polaco construye en su frontera con Bielorrusia un muro al estilo Donald Trump. Pero no es el único. De hecho, diez estados miembros de la UE (España, Grecia, Hungría, Bulgaria, Austria, Eslovenia, Polonia, Letonia, Estonia y Lituania) cuentan con algún tipo de fortificación para frenar a los migrantes (hormigón, vallas, alambradas…). La mayoría de ellas surgieron tras la crisis migratoria de 2015, cuando más de un millón de personas llegaron ilegalmente a Europa.

En 2018, esos muros sumaban ya unos 1.000 kilómetros. En lo que va de 2021, además del muro polaco (de 130 kilómetros), han iniciado su construcción Grecia (40 kilómetros) y Lituania (500 kilómetros) para impedir el paso de migrantes.

La UE presume de no financiar la construcción de muros. Ello le asemejaría mucho a Donald Trump, y eso no le gusta. Pero tampoco se opone a que sus estados miembros los construyan.

A los muros físicos hay que añadir otros muros menos visibles pero más más vergonzosos si cabe, como endurecer los procedimientos para pedir asilo o establecer alianzas con terceros países para externalizar la migración y mantener a los migrantes alejados de suelo comunitario, como el pacto con Turquía, Libia o Marruecos.

Pero en Bruselas están contentos. El millón de migrantes que llegaron en 2015 se quedaron en 91.000 en 2019, 77.000 en 2020 y 120.000 en lo que va de 2021.

También están contentas las empresas que se lucran con esa política antiinmigración, que manejan en torno a 20.000 millones de euros anuales. Son empresas multinacionales dedicadas a defensa/armamento, construcción, servicios, alimentación, limpieza y mantenimiento…, que reciben suculentos contratos para instalar y mantener los muros, instalar radares; vender y mantener naves aéreas y marítimas, sistemas informáticos, drones, combustibles…; prestar servicios sanitarios y alimenticios…

Son parte de los muros levantados contra miles de personas migrantes y refugiadas que carecen de acceso legal a la seguridad o a ejercer su derecho a solicitar asilo.

LAS LIMITACIONES DEL INGRESO MÍNIMO VITAL.-

El Ingreso Mínimo Vital (IMV), aprobado en España en mayo de 2020, prometía garantizar una renta de 462 euros al mes para personas adultas que vivan solas, cantidad que se incrementaría en 139 euros por cada persona adicional. La medida debería beneficiar a 850.000 hogares (2,3 millones de personas), pero a la fecha sólo ha alcanzado a 337.000 hogares (unas 800.000 personas) que viven bajo el umbral de la pobreza. Lo afirma un estudio de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

La Administración ha recibido 1,4 millones de solicitudes, de las que 890.000 han sido denegadas (tres de cada cuatro), fundamentalmente por la complejidad de los procedimientos y los requisitos difíciles de cumplir. Por ejemplo, la mayoría de las resoluciones negativas lo son por superar los niveles de renta exigidos. Para delimitar esos niveles se utilizan las declaraciones de la renta de los ejercicios fiscales anteriores, cuando la situación de los potenciales beneficiarios era radicalmente distinta a la de ahora. A ello se agregan las dificultades burocráticas.

A lo largo de 2021 el gobierno suavizó las condiciones para acceder al IMV, y los expedientes se han acelerado, pero la cobertura del IMV apenas alcanza al 8% la población en extrema pobreza.

De los 3.000 millones de euros que la Seguridad Social había presupuestado para ser ejecutados en este año, sólo se han desembolsado 1.400.

MATRIMONIO INFANTIL Y MUERTE.-

Más de 22.000 niñas mueren cada año en el mundo (más de 60 al día) a causa de embarazos y partos derivados del matrimonio infantil, según denuncia de la ONG Save the Children.

La mitad de las muertes ocurren en África.

Millones de niñas se ven obligadas cada año a contraer matrimonio con hombres a menudo mucho mayores que ellas. Se estima que de aquí a 2030 lo harán unos 10 millones de ellas, con lo que se les roba la oportunidad de seguir aprendiendo, de ser niñas y, en muchos casos, de sobrevivir.

ASÍ SOBREVIVEN LOS POBRES EN NUEVA YORK.-

Unas 10.000 personas deambulan día y noche por las calles de Nueva York rebuscando entre la basura latas y botellas de plástico que venden para poder comer o pagar un sitio donde dormir. Son en su mayoría latinos o chinos, que no disponen de ninguna protección social.

Los sociólogos dicen que una de las causas de esa situación es la devaluación del modelo de estado de bienestar que se ha dado desde la década de 1990, acompañada de la bajada de salarios y la caída de la negociación colectiva en muchas empresas.

VENDEMOS ARMAS A LOS REPRESORES.-

España exportó armas por valor de 48.2 millones de euros 2020 a Arabia Saudí, y es ya el segundo país europeo exportador de armas a ese país, solo por detrás de Francia. También es el tercer exportador de armamento a Emiratos Arabes Unidos, detrás de Alemania y Francia. España exportó armamento a ese país por valor de 60 millones de euros. Así lo indica un informe del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Ambos gobiernos están acusados de cometer graves violaciones a los derechos humanos contra sus propios compatriotas y en su intervención militar contra Yemen, donde han provocado decenas de crímenes de guerra en casi siete años de conflicto, documentadas por Amnistía Internacional y otras ONG. De hecho, en Yemen se registra la mayor catástrofe humanitaria actual, según la ONU.

Las autorizaciones para la venta de armas en España son decididas por la la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso, y sus actas son clasificadas como secretas.

Todas las armas vendidas a Arabia Saudí y Emiratos son “susceptibles de ser usadas en Yemen”, según la plataforma Armas Bajo Control, integrada por Amnistía Internacional, Intermón Oxfam, Greenpeace y FundiPau.

BENEFICIOS DE LAS ELÉCTRICAS.-

En plena borrachera de subidas del precio de la energía eléctrica, con una ciudadanía asustada y los hogares vulnerables muy afectados, se hace público que las tres grandes compañías del sector (Endesa, Iberdrola y Naturgy) han tenido entre enero y septiembre unos beneficios conjuntos de 4.70 millones de euros (700.000 euros por hora), según la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Ese resultado es mejor al que obtenían antes de la pandemia.

PERIODISTAS ASESINADOS.-

1.409 periodistas han sido asesinados en el mundo en los últimos 30 años, en la mayoría de los casos en represalia por dedicarse al periodismo de investigación y destapar los entuertos de los poderosos y las mafias. Así se ha revelado en el Tribunal Permanente de los Pueblos, un tribunal alternativo popular que celebró su sesión recientemente en La Haya (Holanda).

Los magistrados del Tribunal constatan que periodistas de todo el mundo son acosados, arrestados, secuestrados y asesinados por tratar de encontrar la verdad. "Tocar a los poderosos, o enfadarlos es lo que pone en riesgo a los periodistas”.

Los poderes fácticos, los gobiernos y los mismos sistemas judiciales tienen relaciones muy robustas que favorecen la impunidad. De hecho, en el 86% de esos asesinatos ninguno de los perpetradores es llevado ante la Justicia. Más del 80% de los asesinatos quedan impunes.